• Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

 

HISTORIA DE ESPAÑA.

TOMO I

“VÁSTAGOS DE HÉRCULES”

Querrá la pluma inquieta,

¿en un poema?

viajar hasta las tundras Caspias,...

Mesopotamia, Media, Persia,...

el Ponto Uxino, la Meótide , las caucásicas Albania e Iberia,...

Armenia, Capadocia, Paflagonia, Galacia, Frigia, Lydia, Mysia, Caria,...

Thracia, Macedonia, Grecia arcaica,...

Rodas, Samos, Icaria, la minoica Creta,...

HONORES

Al igual que el vino añejo que guarda con recelo el solariego fudre de roble saben estas frases. Y como el deleite de tan exquisita bebida requiere degustarla con calma, recreándose, ebrios de tan confuso saber nos hemos lanzado al embrujo de sus letras. Mas, quiera la pluma ser firme en el trazo y no errar en exceso, pues es su logro llevarte parte del vendaje que aún oprime tus ojos y no aumentar yerros en tus largas páginas del saber, Iberia.

De remotas y eruditas fuentes hallará tintero. Aquí estará RUFO FESTO AVIENO, magnánimo cual su obra ORAE MARITIMAE. También el magistral STRABÓN (STRABONOS), estandarte de la historia de África, Asia y Europa recogida en su obra peritísima GEOGRAFÍA (GEWGRAFIKWN). El ilustre CAIO PLINIO SECVNDI ofreciéndonos esa maravilla del saber llamada NATURALIS HISTORIAE. El no menos ilustre hijo de Hispania POMPONIO MELA, padre de la muy estudiada CHOROGRAPHIA... Ellos, a su vez, habrán sorbido de la tinta desparramada por más insignes personajes. Así: alados nautas, caudillos, generales, geógrafos, historiadores y algún que otro poeta, también se darán cita en estas páginas.

¡Cuánta sangre roja derramada de los bravos pechos, Iberia!

¡Qué de azul y verde tinta de tus mares, ríos, montañas...!

¡Abre bien los ojos, pues son éstas unas frases largas de tu HISTORIA!

EL ORIGEN

Dicen algunos que este país (la Celtiberia) está dividido en cuatro partes, como hemos dicho, mientras otros sostienen que son cinco partes. Pero es difícil lograr un conocimiento exacto en esas cosas a causa de los cambios (de la población) y por ser desconocidas estas regiones. Porque en países conocidos y célebres las migraciones se conocen y las divisiones del país y los cambios de los nombres y otras cosas parecidas, habiéndose antes tratado por muchos y ante todo por los Griegos, que son los más habladores de todos. Por el contrario sobre regiones bárbaras y apartadas y de pequeña extensión y dispersas hay sólo pocos testimonios y poco seguros, siendo lo que está lejos de los Griegos lo más desconocido. Los escritores Romanos imitan a los Griegos, pero con poco provecho, tomando ellos lo que cuentan los Griegos, y añadiendo de propio no mucho de lo memorable, de manera que, cuando los Griegos omiten algo poco hay que los otros completen en otros asuntos y en los nombres más conocidos, que por otra parte son Griegos. Así “Iberia” por los primitivos todo el país más allá del Ródano y el istmo formado por los Golfos Galos mientras los de hoy ponen la Pyrene como límite y usan el nombre de Iberia en el mismo sentido que Hispania. Pero otros llaman Iberia sólo al país más acá del Ebro. Autores más antiguos llamaban a éstos “Igletas” atribuyéndoles poco terreno, como dice Asclepiades de Myrlea 1.

Así pues, según Estrabón, hemos de fijarnos más en las etimologías griegas que en las romanas o latinas; igualmente las atribuibles a sitios apartados y bárbaros hay que buscarlas en otras fuentes distintas (ni griegas ni latinas). Pues va a ser cierto.

Dice Estrabón que Ibêria antes de ser romanizada se conocía como tal desde más allá del río Ródano y los golfos Galos –cuello pirenaico de nuestra piel de toro desde más o menos el golfo de Rosas hasta el de Vizcaya–. Dice también que primero se llamaba Iberia y que después los romanos la llamaron Hiberia e Hispania indistintamente.

Eruditas firmas han escrito que el primitivo nombre de España deriva del escabullido conejo en lengua extraña (ni latín, ni griego) 2. No es este parámetro enjuiciar a tan lagomorfo nombre; mas, sí que es de lógica en las personas llamar con nombres a las cosas que se avienen a la razón (a veces la sinrazón y el odio los vuelven terribles). Así pues, es de propios que un país o una vasta extensión de terreno reciba su nombre bien por sus habitantes, bien por la naturaleza o sus riquezas. Ibêria, dicen proviene de los ibêros; unos afirman (la mayoría) que son gente autóctona; otros, que son extranjeros. Nada se halla en latín de esta etimología salvo las ya enunciadas Hiberia = Iberia; Hispania = Hispania; Hiber = ibero. Pero, ¡ay griego, griego!, ¿dices que Ispania – de I (privativa) y espania, “rareza, escasez” – es tu gentil nombre? El lance mueve a trama y a ardid de descubridores ¿Acaso hay rincón en el mundo que no tenga expuesto un pedazo de tus entrañas entre sus más preciados tesoros como para llamarte escasez y rareza? Y trama han de ser estos otros gentilicios tuyos ¡Bárbaros nombres para una de las favoritas de Europa!

Luego desde este litoral hasta el mar interno, que se introduce en la tierra, (150) como antes dije, y al que se llama Sardum, se extiende para el viandante un camino de siete días. Ophiussa ofrece tanta anchura como, según oyes, presenta la isla de Pelopis en el territorio de los Griegos. Fue llamada primero Oestrymnis porque habitaron sus lugares y campos los Oestrymnicis. Luego, multitud de serpientes ahuyentó a los habitantes y dio nombre a las abandonadas tierras 3.

_____

1 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geografía III, 4, 19 (166). Fontes Hispaniae Antiquae VI. 2 García y Bellido, A. (1953). La Península Ibérica en los comienzos de su historia, pp. 96-101. 3 Schulten, A., y Bosch Gimpera, P. (1922). Avieno, Ora marítima, vv. 145-160. Fontes Hispaniae Antiquae I.

El mar interno es el Mediterráneo, también llamado Sardum por estar ubicada en él la isla de Sardynia, hoy Cerdeña. Pelopis es la península del Peloponêso, sesgada en isla por el canal de Korintho. Oestrymnis podría adquirir etimología greco-latina en estros, “brío, frenesí, ímpetu” y amnis, “río”; un río Estrymón se enseña en Thracia, luego quizá podríamos asumir sin mucho riesgo de error que Oestrymnis viene a decir “impetuosos (provenientes de las márgenes del río) Strymon”. Ophiussa es un apelativo griego – de origen fócceo – hacia los colonizadores celtas, según un apunte del comentador de Avieno. Deriva de ofis, serpiente, culebra 4.

¡Ay – dice la pluma –, tanta confusión en tu nombre de cuna!


Baelo Claudia. Bolonia, Cádiz

TARTESSOS

Aquí está la ciudad de Gadir, llamada antes Tartessus, aquí están las columnas del constante Herculis, Abila y Calpe, están a la izquierda de dichas tierras, Abila cerca de Lybiae 5.

Algunos dan el nombre de Tartesos a la ciudad que hoy se llama Carteian 6.

Carteia, llamada por los griegos Tartesos 7.

Más adelante se abre un golfo en el cual está Carteia, ciudad habitada por los Fenicios de África, que algunos creen que es la antigua Tartesos 8.

Gadir es Cádiz. Abila es la montaña africana Djebel Musa, en Ceuta; junto al monte Calpe o Peñón de Gibraltar formaban las Columnas de Hércules. Lybia era el nombre antiguo de África. Nadie conoce la ubicación de la antigua Tartessos; según el comentador de Estrabón podría ser El Rocadillo, en el lugar de la Torre Cartagena , entre San Roque y La Línea 9; con seguridad no hay nada. Quizá haya que buscar a Tartesos en Cartaya, el lugar no está desproporcionalmente alejado y además de su casi idéntico nombre con Carteia, podría estar más relacionado con las minas de plata próximas. Los fenicios de África se entiende son los cartagineses.

¡Ah, Carteia, Eldorado de Hispania!

¡Dónde tus caros tesoros, de oricalco, plata y oro!

_____

4 Schulten, A., y Bosch Gimpera, P. (1922). Avieno, Ora mar-, comentario pág. 89 -F. H. A. I-. 5 Schulten, A., y Bosch Gimpera, P. (1922). Avieno, Ora mar. vv. 85-90 -F. H. A. I-. 6  Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 2, 15. -F. H. A.VI-, García y Bellido, A. (1947). La Esp. Plin., H.N. III, 8. 8 García y Bellido, A. (1947). La Esp. Mela, Chorograpia I, 16. 9 Schulten, A. Tartessos.TICA

De las costas junto al Cabo Sagrado, la una es el comienzo del lado occidental de Iberia hasta la boca del Tagus, y la otra es el comienzo del lado Sur hasta otro río el Anas, y su boca. Ambos ríos vienen de Oriente, pero el uno (el Tagus) desemboca derecho hacia Occidente y es mucho más grande que el otro (el Anas), mientras el Anas tuerce hacia el Sur y limita la región entre los dos ríos, la que habitan en su mayor parte los Célticos, y además algunos de los Lusitanos que han sido trasladados desde la otra ribera ( la septentrional) del Tagus por los Romanos. En esta región alta ( La Meseta ) habitan los Carpetanos y Oretanos y muchos de los Vettones. Esta región es de fertilidad mediana, pero la región hacia el Este y Sur, en cuanto a fertilidad y a productos de la tierra y mar, no es inferior a ninguna parte del mundo. Este es el país que atraviesa el Betis, que viene de la misma región que el Anas y el Tagus, y tiene una longitud media entre la de aquéllos ríos. Como el Anas, también el Betis, en su principio, corre hacia el Oeste y después tuerce hacia el Sur y desemboca en el mismo litoral que aquél río. Esta región se llama Bética del nombre del río y Turdetania del de sus habitantes. Se llaman los habitantes Turdetanos y Túrdulos, creyendo unos que estas tribus son idénticas, otros que son diferentes. Entre ellos figura también Polibio, diciendo que los Túrdulos son los vecinos de los Turdetanos por el Norte. Pero hoy no se manifiesta  diferencia alguna entre las dos tribus. Los Turdetanos resultan ser los más cultos de los Iberos y tienen escritura y escritos históricos en prosa y poesía, y leyes en forma métrica, que según dicen  datan de 6.000 años. También los demás Iberos tienen escritura, pero no la misma, siendo también sus idiomas distintos. Esta región, situada acá del Anas, se extiende por el Este hacia Oretania, por el Sur hasta la boca del Anas y las Columnas 10.

Cabo Sagrado, hoy Sagres o de San Vicente, el finis terrae de la P. Ibérica sudoccidental; según historiadores en esta zona moraban los caunios o conyos 11. Tagus, hoy río Tajo o Tejo (portugués); su etimología podría venir del griego tagós, "conductor, guía”; es decir, siguiendo el curso de este río se atraviesa prácticamente la P. Ibérica de este a oeste. El río Ana o como lo denominaron los árabes wad/ wadi, “río” – ana  se corresponde con nuestro actual Guadiana; la etimología ana ha de venir de referentes acuáticos tales como: fuentes Artana, Liviana,...; lagunas: Albufereta de Anna, río Anapodaris de Creta,...; ciudades junto a ríos: Viana de Cega; Viana de Duero,...; etc.

_____
10 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 1, 6 (139) -F. H. A. VI-. 11 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr., comentario, pág. 136 -F. H. A. VI-.

Dice Estrabón que entre el Tajo y el Guadiana habitan en su mayoría celtas y algunos lusitanos que fueron trasladados por los romanos desde la ribera septentrional a la meridional del Tajo.

Los lusitanos admitirían posibilidades etimológicas en lussa, “rabia”; lussô, “estar furioso, fuera de sí”, ¿por qué esta designación? Desde luego no habría de ser por la transmisión del mortal virus vía mordiscos, sino por sus temibles acometidas bélicas. Una cita de Silio Itálico los nombra como “ Sed furiata cohors”, una "tropa terrible” 12. Otro puntal histórico a esta base etimológica vendría de la mano de Appiano Alejandrino cuando habla de los “tratos” de Galba: “El pretor Galba reunió a más de 30.000 lusitanos y, según su trato con los caudillos lusos, les concedería tierras donde vivir en paz. Una vez depuestas las armas, sitiaron a los lusitanos y ajusticiaron a muchos de ellos, vendiendo al resto como esclavos” 13.

Se dan también dos lugares en la Hispania Citerior   que podrían estar emparentados con la etimología lussa: Mainake y Mainoba. Del primero nos apunta el comentador de Estrabón, Adolf Schulten: "Yo descubrí el sitio de Mainake cerca de Torre del Mar, a 27 km.  al este de Málaga”. (Estr. Geogr., comentario, pág. 224).  Queda dicho. Y al hilo del comentario dice Estrabón: [...] Malaca es el mercado de los nómadas de la costa opuesta de África y tiene grandes fábricas de salazón. Algunos creen que Malaca es idéntica con Mainake, que según hemos oído era la última ciudad de los Focenses hacia el Oeste. Pero no es así, sino que Mainake está más lejos (que Malaca) de Kalpe y ha sido destruida, pero conserva todavía las señales de una ciudad griega, mientras Malaca está más cerca de Kalpe y tiene planta fenicia 14.

_____

12 Schulten. A., Pericot, L. y Rubio, L. (1959). Silio Itálico, Púnica V v. 339, comentario, pág. 223. Las Fuentes desde César hasta el siglo V d. de J. C. -Fontes Hispaniae Antiquae VIII-. 13 Schulten, A. (1937). Appiano Alejandrino, Iberia 58-60 -Fontes Hispaniae Antiquae III- 14 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geografía III, 4, 2 (156) -F. H. A. VI-.

O sea, que hace casi dos mil quinientos años ya nos visitaban –en este caso con fines comerciales– las pateras africanas cargadas de productos intercambiables desde aquel continente. Nos imaginamos a los nómadas en sus pateras tratando con los sedentarios peninsulares bonitos por sardinas y pavos por gallinas. Buenos eran los fenicios. Y no hablemos de los tratos colombinos que hicimos sus sucesores más tarde en la conquista de las Américas. Pero estamos yéndonos de costadillo del tema principal que nos ocupa. Como bien dice Estrabón M(e)ainake era la cuota máxima de navegación hacia Occidente de los focenses y, así mismo, era una ciudad de ellos y tenía planta griega. Estos mismos focenses –fôkaïkôn, “los konios focas”, según nuestra interpretación, quizá por dedicarse a la caza de focas– hubieron de huir de sus antiguos asentamientos al oeste de Turquía debido al empuje persa y establecerse a lo largo del Mediterráneo en las denominadas colonias massaliotas (Marsella, Empories, Denia,...).

Decíamos de M(e)ainake y M(e)ainoba, esta última sin localizar, cuyo emplazamiento habría de estar en la raya divisoria entre España y Portugal al sur de la Península, y que podrían tener parentesco etimológico con lussa, lussa = “rabia”; pues ma(é)ínome, mainomai =rabiar, enfurecerse, estar fuera de sí”, evidencia un rasgo furioso fácilmente admisible en cualquiera de los tres topónimos.

Dice el comentador de Estrabón que "los Carpetanos tenían Toledo como capital, los Oretanos Oretum (valle superior del Anas) y los Vettones Mérida" 15.

De los carpetanos no hay etimología aparente; en Grecia continental se enseña en la actualidad un lugar Carpenêsion; oretanos derivarían de oros, “monte, montaña” y tanyô, “extender” oretanos = extensión de los montañeses; vettones quizá vengan de oú, (interj.)“¡oh!, ¡ay!” y huetós, “lluvia”; vettones = ¡ay! (de los de la) lluvia”. Y no ha de ir muy desencaminado, este ¡ay!, en vácceos y vasconôn también aparece.

El Betis se corresponde con el actual Guadalquivir y, por recorrer la Bética , fertilizará y dará nombre a dicha región; sin etimología aparente salvo su posible designación en la Bithynia de Asia Menor. El gramático Asclepiades dio clases en la Bética , éste era natural de Myrleanós (hoy ruinas próximas al S. de Mudanya, Turquía) antigua ciudad de Bithynia. Al parecer en época de César o Augusto se llamó Colonia Iulia Concordia y fue el antiguo puerto de Bursa. Referente a todo esto cabe hacer una observación: Colonia Iulia Concordia// Concordia Sagitaria:

Importante colonia romana, Iulia Concordia, fue fundada en el 42 a . C. en el cruce de la Vía Annia con la vía Postumia; particularmente floreciente en los dos primeros siglos del Imperio, se volvió en época tardo antigua en la sede de una fábrica de flechas (“saggitae”, de donde el nombre que se le dio en el siglo pasado en la época de las primeras excavaciones) y baluarte, junto con Aquileya, del lindero oriental 16.

Seguimos. De las dos Nertóbriga hispanas una se corresponde con Calatorao y la otra, denominada por Plinio Concordia Iulia 17, con Fregenal de la Sierra. Uniendo cabos obtenemos la siguiente conclusión:

Nertóbriga (Calatorao) y Bursao (Borja) se hallaban próximas y estaban habitadas por celtíberos, concretamente lusones, titos y belos, que son las tribus más nombradas por la zona. Plinio habla de parentesco entre las dos Nertóbrigas hispanas y, una de ellas, Fregenal de la Sierra , está casi en la raya de Portugal; lusones y lusitanos quizá tuvieran también lazos parentescos ancestrales; los nombrados belos tomarían gentilicio en el griego belos, beloV = flecha, dardo, saeta, pues tal definición guarda posible relación con la Colonia Iulia Concordia/ Concordia Sagitaria del lado oriental véneto-italiano, dado que en latín sagitta significa “flecha, saeta”; Bursao (en España) y Bursa (en Turquía) exigen relación toponímica. Una Calpe se daba en la antigüedad en Bithynia bañada por el mar Negro, curiosamente es también un entrante sobre el mar; en la P. ibérica tenemos la Calpe alicantina y la antigua Calpe o Peñón de Gibraltar. Prusias I el Cojo fue rey de Bithynia, concluyó lazos de ayuda con Filippo II de Macedonia y tras su derrota contra los romanos se vio obligado a entregar a Aníbal.

_____

15 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr., comentario pág. 140. -F. H. A. VI-.

16 http://sbmp.provincia.venezia.it/mir/spagnolo/itinera/storia/conco_ss.htm

17 García y Bellido, A. (1947). La Esp. Plinio, H. N., pág. 227.

De Turdetania dice lo que sigue el comentador de Estrabón:

Los Turdetanos, es decir los habitantes del reino de Tartessos, parece que recibieron su nombre de los Tirsenos-Tartessios; y los Tirsenos toman su origen de la ciudad de Tursa, en Asia Menor, siendo derivado Turta, como Catón llama la Turdetania 18.

La etimología Turdetania admite posibilidades en el uzbeco tur, “bondadoso, benigno” y de// da, (verb.) “decir// bueno”; tanya es un sufijo griego que significa “extensión”; es decir, Turdetania vendría a decir en (ibero-uzbeco) “decir (a colonos, conquistadores, etc., que esta) extensión (de terreno es) benigna”; “buena extensión”.

Curiosamente Misia, en Asia Menor, lindaba por el S con Fóccea, y en Misia, según Esteban de Byzancio 19, se nombran una ciudad Astura y una montaña Arganthón; cuyas posibles relaciones con los astures y Arganthonios, rey longevísimo de Tartessos, no han de estar fuera de lugar.

Ya se hecho comentario al término ana cuando hemos hablado del río Guadiana; no obstante viene al momento lo que sigue – en la línea del discurso – para beber una vez más en esta enriquecedora fuente etimológica: Triana, en la prov. de Málaga. Podría venir su etimología del griego tría, “ tres” y ana, “agua”; casualmente afluyen cerca de este lugar tres ríos (de la Cueva , Iznate y Almáchar ) sobre el río Vélez (veli, velik, veliki significan “río” en lengua eslava). Del Barrio de Triana, en la capital de la Giralda , se ignora si sus posibilidades hídricas pudieran o no estar relacionadas con lo anteriormente expuesto. Para finalizar, decir que en todas las ciudades, fuentes, lagos, ríos, etc. que conlleven implícita la etimología ana, a buen seguro que no pasará sed el viajero. Sea todo lo aquí dicho lo referente a la palabra ana y sus afluencias.

_____

18 Schulten, A. (1952). Estr., Geogr., comentario pág. 141  -F. H. A VI-. 19 Byzantii, S. de (1849). Ethnicorum, pp. 140 y 111.

Si seguimos con la descripción de la Bética hallamos a continuación varias designaciones tribales que han tenido gran peso en la historia: célticos, lusitanos, romanos, carpetanos, oretanos, vettones y túrdulos- turdetanos. De los celtas se ha hablado tanto de sus orígenes que quizá esta importante localización pase a la historia con más pena que gloria ; pero ahí está: Existe un lugar en Turquía llamado Isparta colonizado por espartanos de Laconia. Cerca de éste, al sur, se halla Celtikci; y, algo más al este de estos enclaves, hay un lugar llamado Konya con amplias referencias lacónicas ¿Serán estos celtas los invasores de Iberia? Estrabón y otros maestros de la historia nos abren sus puertas:

Los últimos son los Artabros que están junto al Cabo que se llama Nerión y que es el final de los lados Norte y Oeste. Alrededor de este Cabo habitan los Célticos, que son parientes de los Célticos del Anas. Porque se dice que éstos y los Túrdulos en su marcha por allí se rebelaron después del pasaje del Limia. Y que añadiéndose a esta rebelión también la pérdida de su jefe ellos se quedaron dispersos por allí. Por esto el río se llamaría Lethes (río Olvido). Los Artabros tienen muchas ciudades que están en un Golfo que se llama “Puerto de los Artabros” por los navegantes que lo frecuentan. Hoy los Artabros se llaman Arotrebas. Unas 30 tribus habitan el país entre el Tajo y los Artabros 20.

Celtas y túrdulos cruzan el río Lethes (¿actual Limia, al NO de la Península ?) y se olvidan –¿forzados?- de sus paisanos del S peninsular. Sobre este pasaje dice Estrabón:

Después de ésta (Exi), está Abdera, que también es colonia fenicia. Encima de esta región, en la sierra se enseña Odysseia y en ella el Santuario de Atena, como han dicho Posidonio, Artemidoro y Asclepiades de Myrlea, que era profesor de gramática en Turdetania y publicó una descripción de la gente que vivía allí. Este autor dice que están clavados en aquel santuario de Atena reliquias de los viajes de Ulises; es decir, unos escudos y adornos de proa. Dice también que habitaban entre los Callaicos algunos de los compañeros de Teukros y que existían por allí ciudades, llamadas la una Hellenes, la otra Amphilochoi, creyéndose que Amphilochos murió allí y que sus compañeros se dispersaron hasta el interior. Y dicen también éste y otros que, según se cuenta, también algunos de los compañeros de Heracles y de los que vinieron de Messenia colonizaron Iberia y que una parte de Cantabria fue ocupada por los Lacones 21.

_____

20 Schulten, A. (1952). Estr., Geogr. III. 3, 5 (153) -F. H. A. VI-. 21 Schulten, A. (1952). Estr., Geogr. III. 4, 3 (157) -F. H. A. VI-.

Todas las referencias históricas ibéricas hechas del río Lethês (Olvido), talón de Aquiles de la escisión del pueblo celta entre el norte y sur hispano, le son asignadas al río Alimia (Portugal) o Limia, en Galicia ¿Acaso el río Guadalete ha venido a ser el río de las discordias desde tiempos perdidos en la historia? Si, como dijo Asclepiades, Anfíloco murió en Iberia y sus compañeros se dispersaron por el interior de la península; y si los callaicos son los descendientes de los gálatas celtas que habitaron en Asia Menor o Turquía, ¿por qué ese empecinamiento en la no relación Asia Menor–Iberia, o ese rechazo hacia la invasión de los épicos troyanos en la antigua Iberia? El río Guadalete fácilmente no reuniría margen suficiente de terreno (fluye por la prov. de Cádiz solamente) como para delimitar a los celtas del Guadiana con los callaicos o gallegos; pero su nombre se antoja irremplazable por un Limia, cuya etimología (lima, hambre) recuerda, más que a “olvido”, a los gatos de las barriadas pobres cuando acudían a los desechos que les tiraban las mujeres después de las comidas; y aquéllas decían: “tienen más hambre que una lima”; ¿se referirían a la lima griega o a la herramienta de devastar?

La traducción griega de artabros podría venir del compuesto ará, “maldición, imprecación”, ta (art., m. pl.), “los” y abrós, “delicado, suave”; artabros = los que imprecan con suavidad; no obstante también ha de tomarse como referencia la partícula arta, cuyas raíces quizá provengan de Artaxiásata, hoy Artashat, en Armenia, y de la que dijimos (v. art. “Los medos”) fue fundada por el rey Artaxias con la ayuda de Aníbal. Arotrebas toma sus raíces en árotron “arado”, y proviene con bastante probabilidad a la subyugación romana de dichas tribus, pasando de mercenarios a agricultores. Una montaña Atabyria nombra Esteban de Byzancio en la isla de Rodas 22. Al final tantos nombres casuales entre Oriente y Occidente animan a dar crédito a aquella “¿fábula?” clásica que decía: Teúkros, legendario héroe de Troya, hermano de Ayas de Telamón, tras un viaje errante de Salamina (isla de Egina, Grecia) en Salamina (isla de Chipre), en un posterior viaje, varó arrastrado por los vientos en Cartagena y desde allí se estableció en Galicia 23.

_____

20 Schulten, A. Estrabón (1952). Geogr. III, 3, 5 (153) –F. H. A. VI–. 21 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 3, 4 (157) –F. H. A. VI–. 22 Byzantii, S. de (1849). Ethnicorum, pág. 141. 23 Villalba Álvarez, J. (2005). Silio Itálico, La guerra púnica 3, v. 368.

En Grecia continental hallamos Anfilochía Carpenêsion en los nomos de Etôlia Eurytania respectivamente. En el Peloponêso Lakônia (algo dirán de este lugar los topónimos prerromanos ibéricos LacóbrigaLaconimurgi, etc.) y Mesenia son colindantes.

Como podrá observarse, se ha iniciado una especie de acritud en algunas de las etimologías tratadas: rabia, imprecación, ... Podría decirse que esta será una tónica habitual que nos acompañará en adelante.

Volviendo al cabo Nerión, según el comentador de Geografía "conserva su nombre en la Punta de Nariga". (Schulten, A. (1952). Estrabón, Geografía (comentario pág.206) –Fontes Hispaniae Antiquae VI–. Es posible que Nariga tenga menos relación con nariz (salvo que la prominencia tenga dicha forma) que con Nerión, que ha de provenir del griego nerón, “agua”. Aconseja la toponimia de muchos lugares gallegos a detenerse y meditar en ellos, ya que vaticinan nombres muy griegos. Pero como este viaje sólo se ocupa de lo más esencial y no del estudio profundo de su derrotero, se expone este ejemplo a modo de orientación: Cabo Estaca de Bares, con posible derivación en baris, “barca antigua”. ¡Ah de las baris! Algunas naves antiguas saldrían desde estos lugares hacia las islas Cassitérides, próximas a Hibernia (Irlanda) y Britannia (Inglaterra) para extraer el preciado cassíteros, “estaño”.

Punta Candelaria es posible traducción de candela, “candela”. El golfo del puerto de los artabros parece corresponder a la actual A Coruña. Veamos otra cita de Estrabón:

Dicen que algunos de los ribereños del Duero viven a la manera espartana, untándose dos veces por día y usando baños de vapor, que hacen (echando agua encima) con piedras enrojecidas (por el fuego), tomando también baños fríos y sólo una comida por día que es sencilla y limpia. Son aficionados los Lusitanos, a sacrificios (humanos), y examinan las entrañas, pero sin sacarlas. Examinan también las venas del pecho y dan oráculos palpándolas. Vaticinan también por las entrañas de los prisioneros, cubriéndolos con capas. Después cuando el sacerdote da un golpe en las entrañas vaticinan primero por la caída. También cortan a los prisioneros las manos y dedican a sus dioses las manos derechas 24.

Tiene posibilidades etimológicas el río Duero en los bárbaros dorios peloponesios cuyas rudas andanzas arruinaron a la paradisíaca Creta. Sobre las “aficiones” de los lusitanos basta con la narración de la Ilíada para ver semejantes sacrificios y vaticinios, excepto lo de cortar las manos de los prisioneros, creemos, podríamos achacárselo a la Lyssus de Creta.

En el comentario de este pasaje flota la opinión del gran traductor e historiador, Adolf Schulten, quien trata de absurdo lo dicho por Asclepiades de Myrlea cuando se refiere a las costumbres griegas y a la relación de los ribereños del Duero con la estirpe helena 25. Pues la toponimia de sus riberas dice bastantes nombres en griego. Sería preciso solidarizarse con tan remoto cronista de Iberia (Asclepiades), ante el posible detrimento que pudieran ocasionarle éstas u otras opiniones adversas. Para ello, vaya esta otra crónica estraboniana bebida en la fuente de Asclepiades:

Todos los serranos hacen una vida sencilla, bebiendo agua, durmiendo en el suelo y llevando el pelo largo como las mujeres. Pero en el combate se ciñen en la frente con una faja. Por lo general comen carne de cabrón y sacrifican al Ares cabrones y caballos prisioneros. Hacen también hecatombes de cada clase como los griegos 26.

_____

24 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 3, 6 (154) –F. H.e A. VI–. 25 Schulten, A. (1952).  Estrabón, Geogr. III, 3, 7 (155) –F. H. A. VI–. 26 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 3, 7 (155) –F. H. A. VI–.

Las costumbres narradas sobre los ribereños del Duero tienen cierto parecido con los rigurosos preparativos marciales de los lacedemonios. Lo de comer carne de caballos de los prisioneros y cabrones entre los serranos del norte podría estar emparentado con análogas costumbres entre escitastracios; igualmente entre aquéllos y éstos era costumbre beber sangre de équidos.

Se casan (con una mujer sola) como los griegos. Ponen a los enfermos al lado de los caminos, como hicieron los antiguos Asirios, para consultar los transeúntes que hubieran tenido un mal parecido. Usaban barcos de cuero antes de Bruto (Callaico) a causa de las inundaciones y bajos, pero hoy hasta barcos hechos de un solo tronco son raros 27.

Los casamientos dan más concomitancias griegas. Barcos de cuero y de un solo tronco están atestiguados también en la Bretaña y en las islas Británicas, y no hay duda en su atribución céltica. Nos decía Estrabón que los serranos (del norte) se ciñen una faja en la cabeza durante el combate para recogerse los cabellos. Jinetes celtíberos al galope blandiendo una lanza y un mandêlion, “pañuelo” atado a la frente, podrían combinar bien con el nombre del caudillo ilergete Mandonio; aunque éste tiene más posibilidades en Mandanê, , madre del rey persa Ciro. ¡Mandonio, de la estirpe de Ciro! De más bárbaros entronques se han oído. También Filippo II de Macedonia recogía sus cabellos con una banda según las monedas de Pella, Macedonia.

Corre por allí cerca también un río que viene del Pirineo, y cuya boca sirve de puerto a los Emporitanos. Los Emporitanos son hábiles en la fabricación del lino. Como territorio tienen el interior, y éste en parte es fértil, en parte cría sólo junco de la especie palúdica que es de poca utilidad. De esto recibe su nombre el “Campo Juncario”. Algunos (de los Indiketes) habitan también los altos de la Pyrene hasta el monumento a Pompeyo, por donde se va de Italia a la Hispania Ulterior y ante todo a la Bética. Esta vía en parte se acerca al mar, en parte se aleja de él, y sobre todo en su parte occidental. La vía va desde el monumento de Pompeyo a Tarraco por el Campo Juncario y Seterrae y el “Campo de Marathon”, que se llama así en latín por criarse en él mucho hinojo. De Tarraco (la vía va) al paso del Ebro en Dertosa. De allí la vía después de haber pasado por Sagunto y Saitabis se aparta algo del mar y entra en el Campo Espartario, lo que significa “Campo de Juncos 28.

Primeramente haremos un alto en la palabra Pyrênes = Pirineo, cuya derivación griega dicen viene de pyr, “fuego”. Hay posibles dudas al respecto; así, pyrên “núcleo // pepita”, nos ofrece otra alternativa de origen para el orónimo de nuestra frontera natural con Europa.

Dice el comentador de Estrabón que los emporitanos tendrían su origen en la lejana isla de Rodas 29. Nada que objetar; consenso de historiadores y reversos de esta bella flor en RosasAmpurias confirman su origen. Hágase mención también de dos islas del Egeo donde se hallan Emporeiós (Nísyros) y Emporeión (Thera, ¡ay, cerca del Duero también hay una ciudad y río Tera!). Iuncario pedíon, “¿Campo Juncario?” ha de venir de I (privativa), uncia, “onza” y pedíon, “campo, llanura”; C. I- uncario = campo de las onzas. De ahí la relación pyrên “pepita”; uncia, “onza”. Sêtterôn (¿actual Hostalrich?) quizá derive de sêtta, “criba, cedazo”; y con este último término queda completada la trilogía aurífera.

¡Ah, Pyrine, la de dorados campos y rubias vides,

la de auríferos montes catalampos (resplandecientes)!

La vía que parte de Italia a Hispania (antes Vía Heráklea, después Vía Augusta) pasa por el Campo Juncario y Seterrae (Sêtterôn ) y el Campo de Marathonos 30.

_____

27 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 3, 7 (155) –F. H. A. VI–. 28 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 4, 9 (160) –F. H. A. VI–. 29 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. comentario, pág. 237 –F. H. A. VI–. 30 Schulten, A.(1952). Estrabón, Geogr. III, 4, 9 (160) –F. H. A. VI–.

Aquí se podría discernir con el comentador de Geografía sobre el origen de Marathônos; pues según dice éste:

Campo de Marathón, (Marathônos pedíon)   "puede ser traducción del latino Campus Foenicularius, diciendo Estrabón que los Romanos lo llaman así, pero también puede ser que ya los de Emporion llamaran así el campo según el nombre griego del hinojo de la cual tuvo su nombre la célebre maratón, en Ática)" 31.

Marathôn quizá sea un vocablo originado en Esparta cuyo nombre incita a la exaltación (de conquistadores), ya que málathron, = hinojo, es palabra diferente a Marathón que, según historiadores, viene de la aldea de Marathón y de la famosa marcha que hizo el heraldo griego, Filípides, para comunicar la victoria de la batalla librada contra los persas. Su celebridad deriva por caer aquél muerto de cansancio en su frenética carrera por comunicar la triunfal noticia (42, 195 km).

Marathókampos (sinónimo de Batalla de Maratón, aunque su traducción correcta es Campo de Maratón) aparece también en la isla de Samos; desde allí y en una corta travesía se llega a la costa de Turquía y, desde ésta, se adentra el río Menderes (o Meandro) hasta las estribaciones de Isparta, en el corazón  de Turquía. No hay que aguzar mucho el ingenio para relacionar a estos (espartanos de Turquía) con aquellos (lacones o espartanos griegos) y, a ambas huestes, con nuestros antepasados espartanos lacedemoniosmacedonios, etc. Otro término, ya próximo, profundizará aún más en esta pista. Para aclarar y simplificar términos, quede claro que esquenos, “ junco” en nada se parece a I- uncario, que, como se ha dicho, ha de tener más posibilidades en onza. Marathonos quizá no deriva del málathron, “hinojo” sino, como también se ha explicado, de una posible “marcha alegórica” como signo de poder o de conquista (como la Vía Heráklea o la Vía Augusta). Por último Espartario pedíon, “campo Espartario”, aparte de su posibilidad de entronque con el término griego esparton, “retama// genista”, o de este otro: spartá, “siembra, sementera”, la balanza de la razón se ha de inclinar por la derivación de Esparthe, “ Esparta”, cuna de los espartanoslaconios, que fueron un cuerpo militar de elite por su austeridad hacia los placeres de la vida y por su plena sumisión al ejercicio marcial, tanto mental como físico. Sería, pues, quizá, poco arriesgado asignarles  consanguinidad a todos estos grupos étnicos; los de allende los mares (Laconia o Esparta, Konya, Isparta...), y los de la rara y escasa Spania.

 

 

Quiere la nave viajera, ahora, echar el ancla en la costa y andar por Iberia; descubrir todo lo que la mente de un burdo poeta puede narrar: un mar diáfano y milenario, bosques frondosos y tupidos, páramos de genistas que amarillean, una escarpada montaña, el sinuoso recorrido de un río... la sombra a la diestra del vuelo de una rapaz... ¡Buen presagio!

Como se inició el recorrido en Tartessos y la Baetica es de antojo, al aura de los conquistadores, tomar la salida desde el sur y recorrer la bursa tetameni, “piel tendida” de Iberia; desde la blanca Bética hasta el verde de la Pirene; desde el naciente de la Contestania hasta el ocaso Callaico.

¡Allá va la pluma, mecida en la rosa de los vientos!

TURDETANIA

Encima de la costa, acá (al Este) del Anas, está la Turdetania atravesada por el río Betis. La Turdetania está limitada hacia el O. y N. por el Anas, hacia el E. por algunas tribus de los Carpetanos y los Oretanos, hacia el S. por los Bastetanos, que habitan el litoral estrecho entre Kalpe y Gades, y por el mar que sigue hasta el Anas. También los Bastetanos que mencioné pertenecen a Turdetania y las tribus fuera (al O. del Anas) del Anas y la mayor parte de las tribus vecinas 32.

_____

31 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. comentario, pág. 240. –F. H. A. VI–. 32 Schulten, A. (1952).  Estrabón, Geogr. III, 2, 1 (141) –F. H. A. VI–.

 

Anas: río Guadiana, del que ya se ha hecho explicación.

Carpetanos: los carpetanos tienen posibilidades genealógicas en la isla de Cárpathos, en las Esporades; cerca están Rodas (a la que los historiadores no dudan en asignarle colonias) y Creta (¡Ah, Creta, en ti se forjó la historia de Iberia y nadie te nombra y te recuerda! ¡Isla olvidada, cuna de Zeus, lecho de amor del dios rey y la musa Europa! ¿Y a ti, Fenicia, por qué no originarte en Creta? ¡La duda del lance afrenta!).

La relación con la isla de Cárpathos podría ser debida a un enclave llamado Menetaí, el cual derivaría (hipotéticamente) del héroe Menestheo –si bien a éste le origina algo más lejos una ciudad con puerto denominada Elea, en la Eólide, junto a la Fócide, Asia Menor, Esteban de Byzancio (Byzancio, S. Ethnika, pág. 263)-, del que existió también puerto y oráculo en las costas gaditanas. En Grecia continental –ya se ha dicho– se hallan Carpenêsion (nomo de Eurytania) y, algo más al O, en la costa del golfo Ambrácico, Amphilochía ¡Anfíloco, Menestheo, huestes de Agamenón...! ¿Qué fue de Troya...?

Oretanos: los oretanos han de venir de (grie.) oros, “montaña”; mas, resulta imposible por este designio hallarles patria de origen. Una Leuká Órê, en Creta, nos dio montaña blanca al hablar de Alicante.

Bastetanosbástulos: según historiadores los bastetanos ocuparon en un principio la costa entre Calpe (Gibraltar) y Gades. Estrabón los sitúa entre Calpe y Cartagena. Su capital, Basti, era la actual Baza granadina. Mucho de la Basti anda por las vitrinas de Hispania. Una posible relación foránea de los bastetanos con los bactrianosmedospartos la hallamos en Estrabón al hablarnos de dos enclaves de Media: "Gaza situado en una llanura, y sobre una alta muralla natural Overa: en la expedición contra los parthos fue asediada por Antonino" 33.

Los partos eran originarios de Escitia y por esa razón tendrían ramificaciones eslavas. San Isidoro en sus Etimologías, dice de los bactrianos:

Los bactrianos fueron originariamente escitas que, expulsados de sus primitivos asentamientos por disensiones internas, fueron a establecerse en las riberas del Bactron, río de Oriente, de cuyo nombre tomaron el suyo. Rey de este pueblo fue Zoroastro, inventor de las artes mágicas 34.

Bactara fue un enclave prerromano cuya localización en el Itinerario de Antonino estaba entre Gádor y Santa Fe de Mondújar según historiadores. En griego báctron, palo, estaca podría determinar el gentilicio de los antiguos de Bactara y, muy probablemente, también el de los bactrianos escitas.

De lenguas escitas o eslavas (búlgaro, ruso, serbo-croata,...) hallamos en el sureste andaluz estos posibles lazos toponímicos (véase también “Ízbor o la toponimia eslava”):

Ízbor (GR), izvor, manantial (búlg.), (eslv.), (sb./cr.); Dólar (GR), dol, valle (búlg, serb.-crot.); Gorafe (AL), gora bosque (búlg., ruso) // gorica, cerro, colina (serb.-crot.); Lugros (GR), lug, bosque (serb.-crot.) //lug, prado (ruso); Vélez Blanco y V. Rubio (AL), V. de Benaudalla y Trevélez (GR), bel, blanco (búlg.) // beli, blanco (serb.-crot.) // veli, río (serb.-crot.)//velik, veliki, río (búlg., serb.-crot.); Lucainena (AL), luka, bosque (búlg.); (¿aldea?) Palancar(GR), palanca, aldea (serb.-crot.); Polícar (GR), pole, campo (búlg.).

_____

32 Schulten, A. (1952).  Estrabón, Geogr. III, 2, 1 (141) –F. H. A. VI–. 33 Casaubon, I. (1707). Estrabón, Geografía XI, C (523). (Biblioteca de San Miguel de los Reyes, Valencia). 34 Oroz Reta, J. y Marcos Casquero, M. A.  (2004). San Isidoro de Sevilla. Etimologías IX, 2, 43.

Kalpe y Gades; Calpe corresponde a Gibraltar y como única derivación el griego nos da calpe, urna. De Gades ya se ha hecho comentario; no obstante: cados, cántaro, tina podría ser derivación más moderna (a la de Estrabón), pues acreditados por legados de la posteridad y la modernidad son sus famosas salazones y sus enormes cántaros o ánforas hallados por la arqueología del lugar.

Hay muchas ciudades en Turdetania, siendo el número de ellas, según dicen, unas 200. Las más célebres son las que están junto a los ríos y en los estuarios y en el litoral, por ser ésta la posición más favorable. Las ciudades más poderosas por su fama son Córduba, fundación de Marcelo, y Gades; ésta por su navegación y por su alianza con Roma, Córduba por su distinción y la riqueza de su territorio, contribuyendo a esto mucho también el Betis (...) Después de ésta (Córduba) y Gades, es importante Hispalis, que también es colonia Romana 35.

Tenemos que Córduba e Híspalis son colonias romanas mientras que Gades (inicio Era Cristiana aproximadamente) aliada de Roma y el autor anota su importancia en la navegación. Lógico, Cádiz era fenicio-cretense y le convenía mantener buenas relaciones con Roma, máxima potencia en el Mediterráneo por la época.

Córduba Córdoba, no se halla derivación de este topónimo ni en griego, ni en latín. Sin apenas soporte etimológico: cordé, cuerda, fibra (cordeleros).

Híspalis = Sevilla, no hay traducción de estos términos ni en griego, ni en latín; el uzbeco da is, aroma, fragancia –pa, paso de baile– list, hoja, pétalo; Híspalis = danzarinas perfumadas (como) pétalos; hay que decir al respecto que la traducción del uzbeco al inglés da leaf (in printing), luego esta hoja o pétalo cambiaría el significado de la expresión pasando a ser danzarinas perfumadas (como) hojas (de libros), totalmente fuera de lugar salvo que se refiriera a la estampación de sus vestidos. Sevilla vendría -también del uzbeco- , sev, amar, querer -il, coger, agarrar, tomar; Sevil = tomar el amor, cariño,...

Después de estas ciudades (hay) Itálica e Ilipa, situadas en el Betis y, distantes de él, Astigis, Carmo, Obulco y también las ciudades en las que fueron vencidos los hijos de Pompeyo: Munda, Ategua, Urso, Ucubis, Ulia, y Aspavia. Todas estas ciudades no están lejos de Córduba. En cierto sentido Munda es la metrópolis de esta región. Munda dista 1.400 estadios de Karteia, por donde Cneo (Pompeyo) huyó después de su derrota. Más tarde salió de allí por mar y fue muerto cuando desembarcó junto a una sierra que está sobre la costa. Su hermano, Sexto, se salvó de Córduba y habiendo resistido entre los Iberos, más tarde sublevó Sicilia 36.

Después de las anteriores ciudades enumera Estrabón a estas otras dos situadas en el Betis:

Itálica = Santiponce, sin traducción; itálico, “itálico” no resuelve el caso, salvo su propia traducción.

Ílipa = Alcalá del Río, de ilê, escuadrón e hippos, caballo; Ílipa = escuadrón de caballería.

Distantes del Betis:

Ástigi (astinas – códice – ) = Écija. Quizá la etimología más fiable provenga del último rey medo, Astiages (580 – 550 a . C.), así como a la del último Heráclida, tirano de SardesCandaules, llamado por los griegos Myrsilo (grieg. myrsino, mirto). Ambos apuntan a Sardes (un arroyo) y Gandul– Marchenilla (población), enclaves cercanos a Écija. Dan en qué pensar. Para finalizar Ástigi, aunque más lejos de estos lugares, se halla Agrón, que bien podría derivar su topónimo en el primer rey de Sardes, Agrôn, biznieto de Alceo, hijo de Hércules. Así lo dice el padre de la historia, Heródoto, en su libro I, 7 de Historias.

_____

35 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 2, 1 (141) –F. H. A. VI–. 36 Schulten, A. (1952).  Estrabón, Geogr. III, 2, 1 (141) –F. H. A. VI–.

Carmon = Carmona, patria chica paterna de quien escribe. Tiene opciones este lugar en Caria, antigua región al O de Turquía, y en (grie.) mono, solo, solamente; Carmon = sólo carios. También, (árab.) karm, viñedo; (uzbk.) karmon, bolsa de dinero.

Obulcon = Porcuna, emplazamiento algo más lejos de los citados con anterioridad. Es posible hallar rasgos conyos en este término, aunque resulta difícil su traducción; así: (grie.) o, (art.) el, bous, “buey” (se verán más traducciones con la intercalación bous en el recorrido ibérico) y conyo, tribu ibérica asentada junto al cabo de S. Vicente; Obulcon = el buey conyo (de los montes Tauro, depresiones del N y S de Turquía).

Las ciudades en las que fueron vencidos los hijos de Pompeyo:

Munda = Montilla; otros historiadores dan el SO de Écija. Lo más próximo a este término es (grie.) mundza, gesto injurioso con la mano, mueca de desdén (cita Plinio un lugar llamado Celti –al parecer hoy Peñaflor- por la zona; es sabido por historiadores que galos y celtas gustaban de hacer chanzas y burlas a sus contrincantes antes de entablar combate); Munda = los burlones injuriadores ¡Bárbaro nombre, para la cuna del fino blanco y el regio barril!

Ategua; ruinas al SE de Córdoba; sin traducción aparente. Una página de Internet 37 hace referencia a una estela hallada en Ategua en la que aparecen entre otros rasgos cincelados un carro y dos cuadrúpedos; hemos de pensar que tales cuadrúpedos podrían ser caballos, y en kazajo y turkmeno at = caballo; en el supuesto compuesto egua se podría vislumbrar origen en el latín equa = yegua. Así visto, Ategua vendría a decir caballos, yeguas.

Úcubis u Oúcubis -tuccis,  (códice ) - = Martos; existe posible derivación en: (grie.) oú (interj.), ¡ay!, Cous (Cos, isla griega del Egeo, frente a Turquía, según la traduce el latín) y, también de éste bis, dos veces Oúcubis = ¡ay, de los (colonos) de Cos. La tucci del códice tiene todas sus trazas idóneas (fonéticas y casi gramaticales) para hallarles patria de origen en Turquía. Mucho se ha de hablar de la, hoy Turquía, y de sus limítrofes países vecinos. De todos sus descendientes nos dio cuenta Marco Terencio Varron como colonizadores de Iberia: iberos, celtas, fenicios, poenos, persas... 38.

Urso, = Osuna, es obvio que deriva del latín ursus, oso y, por herencia toponímica, genera en Osuna.

Ulia,  (Iulia, códice-): Montemayor, sólo la Iulia del códice se deja ver en estos términos. Y hay algunas ciudades Iulia (Julia) de la familia de César en la Iberia romana.

Aspavia,  (égova, códice–): Cabra; aspero, palpitar, agitarse convulsivamente es lo único asimilable que ofrece el griego sobre Aspavia. La égova del códice ha de venir de egís = piel de cabra// defensa// égida; égova = defensores cabreros, y de estos Cabra.

La región más arriba hasta Cástulo, no es navegable. Paralelos con el río por el lado Norte, corren unas sierras llenas de metales, que se acercan al río más o menos. Hay mucha plata en la región de Ilipa y de Sisapo, la Vieja y la Nueva. En los Kotinai se cría cobre y oro. Estas sierras están a la izquierda para los que suben por el río 39.

Nos dice Strabón que el curso medio –alto del Guadalquivir no es navegable y que las sierras paralelas del margen izquierdo del río, hacia sus fuentes, están repletas de metales. Sin duda que la mayoría de la minería andaluza y del sudoeste de la prov. de C. Real se localiza en Sierra Morena, de ello se deduce la población tan abundante que tenía esta región (Andalucía) hace más de dos mil años, aparte de la benignidad de su clima y fertilidad de sus tierras. Desde aquí y proveniente del mar, se iniciaría la ocupación primitiva de Iberia; o al menos esa es la lógica aparente.

_____

37 http://perso.wanadoo.es/historiaweb/antiqva/viajes%20miticos/la_estela_de_ategua.htm. 38 García y Bellido, A. (1947). La Esp.  Plin., H. N. III, 8. 39 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 2, 3 (142) –F. H. A. VI–.

Castulone; Castalôn,Quizá tenga su origen de cassítero = estaño y aloni = era; Cástalon = era (o posible lugar de abundantes cosechas) y estañoImilce, hija de un caudillo ibérico de Cástulo, se desposó con el general cartaginés Aníbal uniendo así lazos de amor y alianzas bélicas. ¡Astuto, el general! Entre Lidia y Frigia nombra Esteban de Byzancio 40 un lugar llamado Castolós. Imilce enlaza también con Himilcón, almirante cartaginés.

Sisápôna, ¿Almadén?, no hay consenso en los historiadores a la hora de situar este lugar. Una parca traducción nos ofrece sabon = jabón. ¿acaso concuerda bien el lujoso y limpio jabón con las mugrientas y sucias pieles de los belicosos pobladores de Iberia? Sólo algunos altos cargos romanos podrían disfrutar de un higiénico baño de jabón y esencias a la manera romana, por lo que este término tan delicado no ha de andar muy fino en su acierto.

Kôtinas,  de (grie.) kótinos = olivo silvestre, han de ser las raíces olivareras del Alto Guadalquivir.

Los Galos dicen que las mejores minas de oro son las de su país, en las Cevenas y las que están al pie del Pirineo, pero son más célebres las de allí (las de Iberia) 41.

Los galate,  galate (al parecer por la blancura de su piel, gala en griego significa leche) deducen consanguinidad griega y turca, pues en dichos países se les hallan asientos. Algo han de tener también, gentilicio aparte, con nuestros callaico–portugueses los vecinos de la Galia. Las Cevenas francesas –Cemmenô,  sería traducción más aproximada; cimmeriô según el códice–, han de tomar orónimo de origen en la parte oriental del Mar de Azov, lugar de origen de los cimerios y posteriores colonizadores de Lydia (s. VII a. C.).

Según (Polibio) el estaño se cría entre los bárbaros, que están encima (al Norte) de Lusitania y en las islas Kassiteridas y que también es traído de las islas Británicas a Massalia 42.

Los bárbaros arriba de Lusitania son los callaicos (gallegos); Lusitania (de la que también se hablará) corresponde al actual Portugal más, menos; islas Británicas = (Brettanikôn, podría venir de breticia = hallazgos, tanyo = extensión y cono = cono; bretanicôn = extensión (donde ) se hallan (también otros) conyos ¿Tan desproporcionado sería asignarles a los británicos su colonización desde Iberia?. Quizá una investigación más detallada saque a la luz hordas de la antigua Asia Central (Capadocia, Conya, Isparta...) e inunde, todavía más, a Europa de gálatas, celtas y quién sabe cuántas otras etnias.

Iberia y, por qué no, las islas Británicas, allá por el 2000 al 500 a. de C., hubieron de ser colonizadas por mar; pues tendría más sentido navegar los océanos aun en frágiles naves, que no aventurarse en travesías por dificultosas sierras enmarañadas de zarzales y de peligros por doquier. Es, pues, muy probable, que la colonización de Iberia se hiciese por la circunnavegación marítima mediterránea de Europa y África: Balcanes, Alpes, Pirineos, etc., invitarían a nuestros antepasados a utilizar dichas rutas marinas.

Dice (Artemidoro) que no se ven por allí ni un templo ni una ara de Herakles, lo que parece ser mentira de Eforo, y tampoco de otro dios, sino que hay grupos de tres o cuatro piedras en muchos sitios que por los habitantes se vuelven y trasladan según una costumbre indígena, después de haber echado encima una libación 43.

_____

40 Byzantii, S. (1849). Ethnicorum, pág. 366. 41 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 2, 9 (147) –F. H. A. VI–. 42 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 2, 9 (147) –F. H. A. VI–. 43 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 1, 4 (138) –F. H. A. VI–.

Fútil ha de ser esta mención, pero se le antoja a la tinta desparramar sus semillas y sembrarlas –que aún en el tintero y ya quieren ser palabras escritas–. ¡Qué queréis decir, ingratas! ¿Que las piedras de los dólmenes y taulas no son obras de gigantes, sino de hombres colosales? ¡A otra vamos! ¿Quién sino un gigante creó Stonehenge (recinto prehistórico de Inglaterra hecho con losas enormes de piedra y otras cónicas de menor tamaño, formando un círculo) o el “pórtico de la nueva tierra” ¿Desproporcionado y fuera de lugar este nombre originario? No, puede que el nombre se atenga a la razón humana, como también tan laboriosos hechos. Estos colosales monumentos de piedra exigen de una enorme condición humana. Y es que, algunas de las losas de Stonehenge (estoá = columnata, pórtico, nea = nueva, ge = tierra; ¿Stonehenge = pórtico de la nueva tierra?), de unas cincuenta Tm, hubieron de ser transportadas desde otro lugar, al parecer desde Marlboroug Down; asimismo otras más pequeñas, de tonalidad azul, fueron traídas desde el País de Gales, a más de 150 km del lugar 44. En una revista de arqueología se cuestionaba la existencia de esta clase de piedra en Inglaterra (granito azul); de ser así, desde luego lo humano casi toma presencia de divino. Si, como dicen, este recinto data del II milenio a. de C., la osadía de la empresa hubo de contar con la ayuda de oráculos muy favorables; no obstante tartessios, fenicios, ¿griegos?, etc., tienen constatada su presencia en dichas islas. Si no fue obra de ellos, ¿qué ingenio humano pudo transportar tales moles de piedra por tierra o por mar?

Dólmenes hay en toda la franja atlántica y cantábrica e incluso en el interior de la península Ibérica. Taulas hay en las Baleares ¿Serán estas piedras las aras consagradas a los sempiternos dioses...?

Con más razón se puede deducir de lo siguiente un conocimiento de la región Oceánica (de Iberia) en Homero. La expedición de Herakles, que llegó hasta allí, y las de los Fenicios dieron idea a Homero de la riqueza y la vida amena de los habitantes (del extremo Occidente). Porque éstos fueron dominados de tal manera por los Fenicios que la mayor parte de las ciudades de Turdetania y de las regiones vecinas hoy son habitadas por ellos. Y también la expedición de Ulises que llegó hasta allí y fue descrita por él, me parece haberle dado lugar para cambiar en la Odisea y en la Iliada los hechos históricos en poesía y mitos, como lo hacen los poetas. Porque no sólo los lugares de Italia y Sicilia y otros por allí indican señales de tales cosas, sino también en Iberia se conoce una ciudad Odysseia y un santuario de Atena y muchos otros vestigios de las andanzas de él (Oddysseo = Ulises) y de otros héroes que volvieron de la guerra de Troya que resultó catastrófica no menos para los vencidos que para los conquistadores de la ciudad. Ya que para éstos resultó una victoria cadmea, habiendo sido gastados sus bienes y quedando sólo poco botín para cada uno. Así sucedió a los que se salvaron de los peligros tener que dedicarse a la piratería (a los Troyanos) y a los Griegos; a aquéllos (los Troyanos), por haber sido destruidos; a éstos (los Griegos), por vergüenza, pareciendo a todos “ ser una vergüenza estar ausente largo tiempo – lejos de los suyos –, y volver a ellos con las manos vacías”. También las andanzas de Eneas se basan en tradición histórica y las de Antenor y las de los Enetos, como también las de Diomedes y Menelao y Menestheo y otros muchos. Así se explica que el poeta que conocía los extremos de Iberia y que tenía un conocimiento de la riqueza y otras ventajas de esta región que él conocía por los Fenicios, colocó por allí el “país de los Bienaventurados” y el “Campo Elíseo”, por donde, según dice Proteo, debió ser llevado Menelao: “Pero a ti los inmortales (dioses) enviarán al Campo Elíseo y a los términos del Mundo donde está el rubio Rhadamanthys y donde la vida es del todo agradable, no existiendo ni nieve ni invierno ni lluvia fuerte, sino que el Océano siempre hace surgir los soplos de suave ruido del céfiro, para dar refresco a los habitantes”. Porque la temperatura suave y el soplo benigno del céfiro son propios de aquella tierra, que es occidental y caliente, y también cuadra en ella su situación en los extremos del Mundo, donde, como hemos dicho, se localizó el Hades. Y lo añadido sobre la sede de Rhadamanthys indica una región vecina a Minos, sobre la cual dice: “Por allí vi a Minos, el hijo noble de Zeus, que da su fallo a los difuntos teniendo un cetro de oro”. Cosas parecidas cuentan también los poetas posteriores hablando de la expedición para apoderarse de los bueyes de Geryón y, análogamente, de otra para cobrar las manzanas de oro de las Hespérides. Citan también unas “islas de los Bienaventurados”, que, como sabemos, aún hoy se enseñan no lejos de los extremos de Maurusia, que están en frente de Gades 45.

De todos estos datos, al parecer de Asclepiades, adhV (“el que practica la medicina”) tampoco da crédito el comentador de la obra de Estrabón 46; que cada cual saque las conclusiones que crea convenientes. El razonamiento se inclina por Asclepiades, pues, como bien dice Strabón, mucho de la Ilíada y de la Odyssea, y no menos de los nautas de Argos, debió de quedarse por las extensas Iberias. Dioses, diosas, semidioses, varoniles guerreros inmortales en los tiempos... ¡Qué lujos inigualables! ¡Soberbia tu historia, Iberia!

Las islas de los Bienaventurados, según el comentador, son las Canarias y Madeira. Maurusia deriva de mauros= negro y se corresponde con Marruecos 47.

_____

44http://www.nationalgeographic.com.es/historia/descubiertas-las-canterasde-las-piedras-azules-de-stonehenge_9974

45 Shulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 2, 13 (149-150) –F. H. A. VI–. 46 Shulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. IIII comentario, pág. 189 –F. H. A. VI–. 47 Shulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III comentario, pág. 190 –F. H. A. VI–.

Digo que los Fenicios eran (sus) informadores. Ya que ellos poseían lo mejor de Iberia y  África antes del tiempo de Homero y quedaron dueños de estas regiones hasta que los Romanos destruyeron su dominio 48.

Si la constancia homérica se data en el siglo IX a. de C., ¿cuánto tiempo haría que los cretenses fenicios estarían  instalados en el S, SE peninsular?

¡Ah los de Creta, de cóncavas naves de cedros del Líbano! ¡De esta guisa, os llamaré fenicios!

Cita Estrabón a los fenicios como  poseedores de lo mejor de Iberia y África. El término fenicia (finiki pronuncian los griegos) significa en griego palmera, datilera; y es de lógica que hallasen gentilicio en estos bellos vegetales, ora ornamentales y otrora como fuentes de identidad y alimentación. No obstante se desecha tal etimología, pues al parecer en su lugar de origen (franja costera del Líbano según historiadores), no existen palmeras (ver fenicios E. Espasa Calpe, Biblioteca pública Hospital, Valencia). Dice también este medio informador, que el nombre les viene del griego fenos, foinoV= rojo oscuro (¿?). En Plinio hallamos:


Marco Varrón asegura que a toda Hispania llegaron hiberos, persas, fenicios, celtas y cartagineses. (Bejarano Sánchez, V. (1987). Hispania antigua según Pomponio Mela, Plinio el Viejo y Claudio Ptolomeo. Plin., Hist. nat., III, 8 -F. H. A. ).

Marcus Terentius Varro llama a los fenicios Phoenicas y a los cartagineses Poenos, diferenciando con toda seguridad a unos de otros. Estrabón llama a los fenicios, Fenices,  y a los cartagineses Karquedonie, con diferencia total de un término a otro. En Étnica de Esteban de Bizancio se nombran como ciudades  fenicias los siguientes lugares: Ábila, ; Arcê la Arce, ; Egá, ; Gynekóspolis, ; Heraklia, ; Mínôa, ;  etc. Ábila ha de corresponderse a las proximidades de Ceuta y a la columna africana erigida por Hércules (Djebel Musa); las Arce podrían hallar referencias en Arce Mirapérez (ruinas de Deóbriga, cerca de Miranda de Ebro), o en enclaves de la prov. de Navarra que, como se ha dicho, fue una plaza fuerte de Pompeyo, concretamente Pamplona; aunque tambien es cierto que la presencia de arces por estas zonas quizá deseche la etimología creto-fenicia. Ega nos lleva al río vascuence Ega, que discurre principalmente por Navarra. Gynekóspolis nos acerca a las Gymnesias o Baleares, aunque la etimología griega viene de gyneka = mujer, lo que Gynekóspolis daría “ciudad de mujeres”. Heraklia viene de Hércules (Heraclês), cuya representación en todo el ámbito greco-romano es latente. Siendo Heraklia y Mínôa lugares de ámbito cretense, cabe emparentar a fenicios y cretenses tanto en términos mitológicos como históricos; máxime si nos atenemos a la talasocracia cretense de aquella época 49.

_____
48 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geografía  III, 2, 14 (150-151) –F. H. A. VI–.  49 Byzantii, S. (1849) Ethnicorum.

Descripción: Dolmen de Soto. Trigueros, Huelva.

Dolmen de Soto. Trigueros, Huelva

 

Después de una amplia reflexión sobre esta etnia se podría formular la siguiente pregunta: ¿por qué han de ser los fenicios –al menos los que nos ocupan– oriundos de los desiertos cananeos (¿de estos desiertos vendría la Cania cretense o eran también originarios de Creta los cananeos?) y tan lejanos del mar, quienes gobernaran el comercio de todos los lugares conocidos y casi por conocer de Europa, Asia y África? ¿Acaso se produjo un milagro y del báculo de un nómada se forjó la mayor flota de la marina mercante de hace más de dos mil quinientos años?

Los cartagineses eran parientes de los fenicios (quizá habría que añadir a caunios y carios). Dos elementos culturales que nunca faltan en los restos hallados en sus ajuares son la palmera (que figura en disputa con el caballo y el elefante –que han de ser símbolos de identidad y poder– en el reverso de muchas de las monedas cartaginesas) y el dios–héroe Herakles (con supremacía en el anverso de las monedas fenicias y cartaginesas). Aun así resulta peliagudo darles consanguinidad a estas etnias, que no más que posible relación.

Por la riqueza de su país los Turdetanos resultaron también mansos y civilizados, y también los Celtas, por ser vecinos de ellos o, según Polibio, por ser sus parientes, pero los Celtas menos, porque generalmente viven en aldeas 50.

De las costas junto al Cabo Sagrado, la una es el comienzo del lado occidental de Iberia hasta la boca del Tagus, y la otra es el comienzo del lado Sur hasta otro río, el Anas, y su boca. Ambos ríos vienen del Oriente, pero el uno (el Tagus) desemboca derecho hacia Occidente y es mucho más grande que el otro (el Anas), mientras el Anas tuerce hacia el Sur y limita la región entre los dos ríos, la que habitan en su mayor parte los Célticos, y además algunos de los Lusitanos que han sido trasladados de la otra ribera (la septentrional) del Tagus por los Romanos 51.

Es importante remarcar este dato de Polibio: celtas y turdetanos tienen lazos consanguíneos, siendo los primeros habitantes de aldeas y los segundos probablemente de ciudades (Tartessos). Según el comentador de Estrabón es difícil precisar quiénes llevaron a estos celtas a Andalucía; hace referencias a ciudades suyas tales como: Conistorgis (sin localizar y perteneciente a los Conios-Cynetes) y Pax Iulia (Béjar) 52.

50 Schulten A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 2, 15 (151) –F. H. A. VI–. 51 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 1, 6 (139) –F. H. A. VI–. 52 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. (comentario pág. 140) –F. H. A. VI–.

LUSITANIA

Si otra vez empezamos la descripción con el Cabo Sagrado, (pero) hacia el otro lado de la costa, hacia el Tajo, se nos presenta un golfo. Después sigue el Cabo Barbarión y están cerca las bocas del Tajo, hasta las cuales, navegando directamente, hay 1000 estadios... Por allí hay también estuarios, de los cuales uno (entra) más de 400 estadios desde la torre mencionada, y en él están las ciudades y Salacia... 53.

Se inicia el recorrido en el C. Sagrado que, como ya se ha dicho, corresponde al actual cabo de S. Vicente, al SO de Portugal. El golfo aludido parece ser corresponde a la bahía de Setúbal. Dice el comentador de Geografía que el cabo Barbarion es el actual cabo Espichel; Hag. Barbara = sagrado y Barbara (Santa Barbara), lugar de Creta y santa de Caria, han de tener relación con el citado cabo y con otros puntos de la Península Ibérica , como por ejemplo Barbate, donde existe un apellido muy común entre sus pobladores (Malia), que les ha de venir del ya citado enclave de Creta, Malia. No obstante se ha leído en una página de Internet que dicho apellido (Malia) es originario de la isla de Malta y fue traído por un colono de dicha isla. Como en la página también se hace referencia a otro cognomen (apellido) afín en Barbate, concretamente Varo, pues, casualmente, en el S. XV de nuestra Era se dio en Creta un sacerdote con el nombre de Giorgio Varo (dos pp. de Internet) 54. Quizá se deba a simples casualidades.

(Sa) lacia, laceia (cód.); complicada la derivación de este enclave que se corresponde con el actual de Alcácer do Sal; lacerda= atún salado, podría ser la etimología (de escasa valoración) de este enclave. Lacedemonio (de lacónico y demonio = espíritu superior, genial, divino) o espartano (de Esparta, Grecia ), lacónico (breve, lacónico) y braquís (o brachis) =breve, corto), son etimologías muy acordes para designar lugares antiguos y modernos de Portugal y de las riberas del Duero español (Laconimurgi, Braga, Braganza, ...).

En el estuario superior el río abraza una islita larga de tres estadios con anchura poco menor. La islita tiene bosques y viñas. Esta isla está junto a la ciudad Morón, que está bien situada en un monte junto al río... 55.

53 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 3, 1 (151) –F. H. A. VI–. 54  http://barbate.net/malia.htmhttp://www.womenpriests.org/it/traditio/deac_gr2.asp

55 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 3, 1 (152) – F. H. A. VI–.

La isla descrita (apunta el comentador) le corresponde a la isla Almourol, al oeste de Abrantes. Mórona parece ser un enclave existente en el monte Cha Marcos (según también el comentador), al sur de Almourol 56. No se encuentra derivado de Mórona.

Esta ciudad (Morón) la utilizó Bruto el Callaico como su base de operaciones cuando combatió a los Lusitanos y los venció. Y en la ribera del río (Tajo) fortificó Olisipo… 57.

De los lusitanos ya se ha dicho en el apartado de referencias cretenses que quizá deriven de la antigua Lyssus, en la Creta romana. Olisipo, Olisipôna olosin (cód.) son tres de los nombres antiguos de Lisboa; su traducción es difícil, excepto hipôna que ha de venir de hipponía = remonta. Al tratarse de un nombre corregido del códice original, es fácil que en la trascripción primitiva figurase algo así como olosiponía, cuyo compuesto significaría: olos = todo, total e hiponía; Olisipona = todos los caballos (son buenos) para la remonta?. De ello dice Plinio: [...] Olisippo, célebre por sus yeguas, que son fecundadas por el viento favonio... 58.

Tiene (el Tajo) su origen entre los Celtíberos y corre por los vettones y Carpetanos y Lusitanos hacia la puesta del Sol en el equinoccio (Oeste), y primero por un trecho largo corre paralelo con el Anas y Betis, pero después se aleja de ellos, que se dirigen hacia el litoral Sur 59.

Las tribus que rodean a los Celtiberos; al norte: Berones, vecinos de los Cántabros – Coniscos y Várdulos; al oeste (es decir, noroeste, este, sudoeste): Astures, Callaicos, Vacceos, Vettones, Carpetanos; al sur: Oretanos, Bastetanos, Edetanos; al este la Idubeda [...] Como ciudad de los Berones cita Estrabón Vareia, con su puente. Se conserva su nombre en Varea, sobre el Iregua... 60.

De las tribus que están por encima de dicha región (la Lusitania) los Oretanos son los más meridionales y llegan en parte hasta el litoral dentro de las Columnas. Siguen a ellos hacia el Norte los Carpetanos y después los Vettones y los Vacceos, por los cuales corre el Duero que tiene un pasaje en Acontia, ciudad de los Vacceos. Los últimos son los Callaicos, que habitan gran parte de la Sierra. Por esto ellos eran los más guerreros y dieron su nombre al vencedor de los Lusitanos (Bruto Callaico). Y por esto ya hoy la mayor parte de los Lusitanos se llaman Callaicos. Las ciudades más importantes de Oretania son Cástulon y Oria (Orisia) 61.

56 Schulten, A. (1952 ). Estrabón, Geogr. III (comentario, pp.197-198) –F. H. A. VI–. 57 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 3, 1 (152) –F. H. A. VI–. 58 García y Bellido, A. (1947). La Esp., Plin. N. H. IV, 116. 59 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 3, 1 (152) –F. H. A. VI–. 60 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. (comentario, p. 247) –F. H. A. VI–. 61 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 3, 2 (152) –F. H. A. VI–.

Estrabón, en el libro XV de su Geografía, nombra en Índike (Asia) un lugar llamado Oriton, y también Apolodoro, por el mismo lugar, en palabras de S. Byzantii, cita: “después están Oritas y Gedrosius, en Indus, con habitáculos en la piedra" 62.

Oría no tiene traducción ni lugar de ubicación. “Orisía, de la etnia de los oritanos”, es citada por Artemidoro. "Castalón, ciudad muy grande", que también la confirma en Oretania el mismo geógrafo 63, ya ha sido referida. Por último Ptolomeo (según el comentador), nombra una Oretum que al parecer estaba "al Sur de Granátula, a 30 km . al oeste de Valdepeñas, en el río Jabalón, como se conoce por la Ermita de Nuestra Señora de Oreto (ver CIL. II, p. 431). Todavía hay el puente romano por allí, al cual se refiere la lápida CIL. II, 3221 de un Oretanus que hizo construir ese puente" 64. En Plinio: "oretani, cognominados germani ..." 65. Esto nos hace creer que los oretanos eran celtas, más concretamente germanos.

Al Norte del Tajo está Lusitania, la tribu más grande de las tribus ibéricas, y que fue combatida por los Romanos mucho tiempo. El lado Sur de Lusitania lo forma el Tajo; el lado Oeste y Norte, el Océano; el lado Este, los Carpetanos, Vettones, Vacceos y Callaicos, que son tribus bien conocidas. Las demás tribus no hace falta mencionarlas por ser pequeñas y de poca importancia. En contraste con los de hoy algunos también a éstos (los Callaicos) les llaman Lusitanos. Los Callaicos por el Este son vecinos de los Astures y de los Celtíberos, los demás (sólo) de los Celtíberos 66.

Un dato importantísimo nos ofrece Estrabón en esta descripción de Lusitania: "Lusitania, la tribu más grande de las tribus ibéricas" O el geógrafo se equivocó o tenemos hermanados a partir de ahora a iberos y lusitanos; celtas y callaicos quedan excluidos aunque también, como se verá, mantienen algunos rasgos comunes.

No cree conveniente Estrabón citar a las tribus pequeñas por ser de poca importancia. Vano ejemplo, aunque... bien mirado, quizá no le falte razón. Es preciso acallar algunos de los nombres malsonantes que nos legaron los griegos pues, como buenos conocedores que eran de casi todo, igual nombraban lo que era pernicioso para sus intereses que omitían lo virtuoso con los mismos fines. Muy avispados ellos. Así, salvo forzadas excepciones, se hará uso de la censura para llevar a buen recaudo esta empresa, que no es bueno punzar en las llagas cuando éstas no tienen cura.

_____

62 Byzantii, S. (1859). Etnicorum, pág. 710. 63 Byzantii, S. (1859). Etnicorum. pág. 366. 64 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. (comentario, pag. 201). –F. H. A. VI–. 65 García y Bellido, A. (1947). La Esp., Plin., N. H III, 25. 66 Schulten, A. (1952). Geogr. III, 3, 3 (152) –F. H. A. VI–.

Eran las fronteras de Lusitania, por el S el Tajo, por el O y N el Océano, por el E carpetanos, vettones y vácceos. En la descripción de Plinio, algunas centurias más tarde (Estrabón es autor más tardío, aunque muchos de sus datos están basados en fuentes anteriores a Plinio), hallamos:

En él (en el Golfo de Cádiz), la primera de las tierras es Hispania, la llamada Ulterior, y también Baetica. Tras ella, desde el mojón Murgitano, comienza la Citerior , llamada Tarraconensis, hasta los montes Pyrenaei. La Ulterior se divide, en sentido de la longitud, en dos provincias, puesto que sobre el lado septentrional de la Baetica se extiende la Lusitania , separadas por el río Ana 67.

En esta descripción de Hispania hecha por Plinio tenemos que la Lusitania separaba a la Ulterior o Baetica por el lado N con el río Ana (Guadiana), ampliándose así el dominio lusitano desde la ribera N de dicho río, que en Estrabón era hasta el margen septentrional del Tajo. Aun así resulta difícil la demarcación territorial de Lusitania en la antigüedad. En Plinio también hallamos una completa relación de tribus que es conveniente citar:

Al coventum Cluniensem llevan los Varduli XIIII pueblos, de los cuales basta con citar a los Alabanenses; los Turmogidi llevan IIII, entre ellos a los Segisamonenses y los Segisamaiulienses. Al mismo convento van los Carietes y Vennenses con V ciudades, de las cuales una es de los Velienses. También van a él los Pelendones Celtiberum, con III pueblos, de entre los cuales fueron famosos los Numantini. De las XVII ciudades de los Vaccaeorum destacan las de los Intercatieneses, Palantini, Lacobrigenses y Caucenses 68.

Dice el comentador de Plinio que los "Varduli ocupaban la provincia de Guipúzcoa y parte de la de Álava" 69; los turmogidi podrían tomar etimologías en el griego turí = queso y gida/ gidi = cabra/ cabrito, chivo; turmogidi = queseros cabreros -fama sobrada tiene el queso fresco de Burgos–; o quizá del albanés túrmë = muchedumbre, multitud y gjínde = la gente; turmogidi = multitud de gente; les correspondía gran parte de Burgos y aledaños 70 . Como se ha referido con anterioridad los várduli tienen su posible origen entre Azerbaiján (Albania Oriental) y Armenia, al SE del lago Sevan, donde existen unos montes y una ciudad Vardenis y otra ciudad llamada Vardenik. Por esta lógica, tendrían posibles contactos con los sacas provenientes de Uzbequistán e instalados en la zona de Saki, al N de Azerbaiján allá por el siglo VII a. C., de los que también se ha dicho podrían ser los descendientes directos de los iberos.

_____

67 García y Bellido, A. (1947). La Esp. Plin., H. N. III, 6. 68 García y Bellido, A. (1947). La Esp. Plin., H. N. III, 26. 69 García y Bellido, A. (1947). La Esp. Plin., H. N. (comentario, pág. 239). 70 García y Bellido, A. (1947). La Esp. Plin., H. N. (comentario, pág. 239).

Los segisamonenses tienen opciones (sin mucha convicción) en el compuesto latín seges = campo// lo que crece en un campo y Samos = isla del Egeo; segisamon = campos (tierras, cosechas de los de) Samos. Esta isla (Samos, en la que se libró una batalla Marathokampos ) y su adyacente (Ikaría) hubieron de servir como puentes naturales en las guerras que libraron persas y griegos. Justo enfrente de Samos, ya en la costa turca, se halla la desembocadura del río Menderes (Meandro en la antigüedad); desde él, siguiendo su

Los segisamonenses tienen opciones (sin mucha convicción) en el compuesto latín seges = campo// lo que crece en un campo y Samos = isla del Egeo; segisamon = campos (tierras, cosechas de los de) Samos. Esta isla (Samos, en la que se libró una batalla Marathokampos ) y su adyacente (Ikaría) hubieron de servir como puentes naturales en las guerras que libraron persas y griegos. Justo enfrente de Samos, ya en la costa turca, se halla la desembocadura del río Menderes (Meandro en la antigüedad); desde él, siguiendo su cauce, se llega a las estribaciones de Isparta. Más hacia Oriente, Konya. No sería disparatado pensar que muchos de los mercenarios que engrosaban el ejército cartaginés debieron reclutarse también por estos lares. Corresponde a los segisamonenses la actual Sasamón, al O de Burgos. Los segisamaiulienses están sin precisar su localización. Carietes, quizá de Ikaría, isla anteriormente citada o de Caria, región antigua del O de Turquía junto a las citadas islas y atravesada por el río Menderes. Según el comentador de Plinio: "… Carietes, acaso los caristios en la zona limítrofe entre Guipúzcoa y Vizcaya" 71.

De los vennenses y de la ciudad veliense no halla datos el comentador; el serbocroata nos da veli = río. Pelendones (etimología dudosa), de pêlós = greda, arcilla y dónêsis = sacudida, agitación; pelendones = agitadores alfareros. Al parecer ocupaban gran parte de la prov. de Soria. Posible relación con este pueblo la hallaríamos en Grecia con los pelasgos, primitivos pobladores de dicho país, y a Pelopis, rey de Frigia y Lidia que se instaló en el Peloponeso. De él derivan los peloponesios y la península más meridional de Grecia, separada por el canal de Corinto. Los numantini o numantinos, de nous= "espíritu, razón, mente, inteligencia" y mantion = "oráculo"; Numantia = oráculo para enardecer el espíritu. De hecho los numantinos en su asedio y en vistas a su posible aniquilación incendiaron la ciudad sacrificándose muchos de ellos, lo que es propio de la predicción de un oráculo desfavorable. Se ubicaban en Garray, junto a Soria capital. Los vaccaeorum, de ou = "¡ay!" y accismós = "melindre, carantoña, zalamería"; vacceos = "¡ay! de los zalameros". Son éstos los vácceos de Estrabón.

_____

71 García y Bellido, A. (1947). La Esp. Plin., H. N. (nota 110, pág. 239).

Intercatia, del latín inter= entre y sus posibles compuestos latino o griego catus= hábil, astuto, ingenioso; katiôn= descendiente; Intercatia = entre los hábiles/ descendientes... Su situación, según el comentador de Plinio: "... Hubo dos: una entre los astures y ésta, situada cerca de Villanueva del Campo, hacia la conjunción de las provincias de León, Zamora y Valladolid" 72Palantini, salvo que deriven como los de la comarca castellonense del Alto Palancia, que se resolverán en su momento, son omitidos por el comentador de Plinio y solo les cabe esta razón: los de Palencia. Los lacobrigenses ya han sido referidos, algunos historiadores los derivan de braca = calzones. El croata nos ofrece brijeg = colina, y el búlgaro brjag = montaña.

Hay tres Lacóbrigas (cuya otra posible etimología sería lacónicos y briquetmó = grito de furor// mugido, bramido) según apunta el comentador: una en Lagos, en el Algarve portugués, otra situada entre Aveiro Oporto, sin localizar y también en Portugal, y ésta (Lacóbriga Ptol.), que al parecer estaba al N de Palencia, de reducción dudosa 73Caucenses: han de ser los residentes de CaucaPtol.). Esteban de Bizancio nombra en Étnica a “la etnia de los Cauconites, así como Celeites (de celês = caballo para montar) en el país de Cauconia”; con toda posibilidad, ambas tribus tendrán raíces caucasianas, aunque sus más recientes antepasados saldrían de la hoy, Turquía. En el Atlante figura entre otros Koka Aliler – Malli, al S de Celtikci, Turquía. Malli recuerda a Malia, en Creta. La Cauca de Iberia se corresponde con la actual Coca, en la prov. de Segovia.

Los más importantes de los ríos después del Tajo son el Mundas, navegable poco trecho, como también el Vacua. Después de éstos, el Duero, que, viniendo de lejos, corre por Numancia y otros muchos pueblos de los Celtíberos y Vacceos, y se navega con grandes barcos a lo largo de casi 800 estadios. Después hay otros ríos y después de éstos el Lethes, que unos llaman Limaias y otros Belion. También este río viene del país de los Celtíberos y Vacceos, y el Bainis después de éste, que otros llaman Minios 74.

_____

72 García y Bellido, A. (1947). La Esp. Plin., H. N. (nota 111, pág. 239). 73 García y Bellido, A. (1947). La Esp. Plin., H. N. (nota 111, pág. 240). 74 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 3, 4 (153) -F. H. A. VI-

Nos habla aquí Estrabón de los ríos lusos. Al Tajo ya lo nombramos como conductor o guía. El Munda (muliadas del códice) dicen le corresponde al actual Mondego 75. Del término Munda ya se ha hecho comentario en la Bética; el muliadas del códice podía venir de mula = mula, acémila; pero, ¡de nuevo Creta!; y es que hay también en la cornisa N de esta isla tan pegadiza en nombres a Iberia un río Mylo que, por la traducción italiana del Atlante Internazionale, parece derivar de mylos = molino ¿Tendrán algo que ver la bruta de Iberia y el molino de Creta? El río Vacua ha de generar su nombre en los “melindrosos” vacceos, aunque el ámbito de éstos con el río queda algo desproporcionado en cuanto a terreno. Al Vacua dicen le corresponde el actual Vouga 76. El Duero (Durias Wolthers, Durios Schulten) ha de tomar origen en Dories = Dóride, de la tribu de los dorios . El Lethes derivación de lethe = olvido (y es de suponer que quienes cruzaron este río hubieron de olvidarse de sus antiguos asentamientos, pues les sería imposible regresar) o Limaias, de lima = hambre excesivo; y Beliona con posibilidades en los términos (búlg.) bel = blanco; (eslv.) beli = blanco; (sb-cr.) veli = río; este último, junto a los citados Lethes y Limaias, forman la tríada hidronímica del actual río Limia. Por último cita Estrabón al Bainis el cual, como el Baitis, admitiría posibilidades en el griego bayá = palma, palmera; aquí es llamado también Miño, que ha de venir de minio = minion (óxido de plomo de color rojo usado en pintura), cuya aparición denotaría presencia de mineral de plomo, o para componer tintes. Quizá de Minos= rey mitológico de Creta, hijo de Zeus y de la fenicia Europa. Ambos ríos se corresponden con el Miño.

Tal es la vida de los montañeses, es decir, como tengo dicho, de las tribus que ocupan el lado septentrional de Iberia: los Callaicos y Astures y Cántabros hasta los Vascones y el Pirineo. Porque es idéntica la vida de todos ellos. Me sabe mal citar más nombres por lo extraño de su forma, ya que a nadie le puede gustar oír hablar de Pleutauros y Bardyetas y Allotrigas y otros nombres aún peores y más ininteligibles 77.

En este capítulo (según observa el comentador de Geografía) “... tienen más semejanzas los Callaicos con Astures y Cántabros que con los Lusitanos...”  “... Los Vascones [continúa el comentador] están en la región de Pamplona y son los abuelos de los Vascos de hoy. Habiendo tenido su sede en Pamplona, más tarde se extendieron hasta la costa del Océano 78.

_____

75 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. (comentario, pág. 309) -F. H. A. VI-. 76 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. (comentario, pág. 204) -F. H. A. VI-. 77 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 3, 7) -F. H. A. VI-. 78 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. (comentario, pág. 218) -F. H. A. VI-.

Pleutauros, de pleô = navegar y tauros = toro; pleutauros = los navegantes del Tauro (de los montes Tauro, en Lydia, al S de Turquía. No se sabe el lugar que ocupó esta tribu, pero de existir relación con los montes Tauro provendrían del S, SO de Turquía, así como del NE de dicho país, junto a las costas meridionales del mar Negro. Allí existen cadenas montañosas con ese nombre, cuya etimología orográfica vendrá de los términos turcos ¿tagh, tau 79? = monte. Los bardyetas dicen que se corresponden con los vár- duli latinos. El comentador de Estrabón los sitúa * “ en el país del sur de San Sebastián, al oeste de los Vascones, al este de los Carietes 80 . Hay también posible traducción de estas tribus várdulas: bardyetas, (albn.) bardh = blanco, (grie.) bardia = centinela; o de la combinación de alguno de éstos con huetos = lluvia, chaparrón, aguacero; bardyetas = los (de tez) blanca (provenientes) de la lluvia; centinelas (provenientes) de la lluvia? Se ha dicho que estos bardyetas tendrían su origen en Barda, Azerbaiján. Allótrigas: según el comentador se corresponden con los autrigones y estaban * “ al este de los Cántabros, al oeste de los Carietes. Allo – continúa el comentador – se encuentra también en Allo–broges y es raíz céltica81.

El hipotético gentilicio de esta tribu podría venir de allotrios = ajeno, diferente y ge = tierra; allótrigas = tierra ajena, lo cual daría sensación de alerta ante posibles invasiones intrusas. El otro término citado por el comentador –Allo–broges – no es nombrado por Estrabón en su libro III de Iberia. Sí, en cambio, viene citado en uno de los dieciséis soberbios libros restantes de su magnífica obra “Geografía”, enciclopedia que clama a gritos en la estantería para ser traducida del latín y griego al castellano o a cualquiera de las lenguas autonómicas de la P. Ibérica; pues nos relacionaría sitios remotos en el lugar y en el tiempo de Europa, Asia y África, que guardan una estrechísima relación con lugares antiguos y actuales de España, Portugal y de las islas de ambos países. Ha de venir Allobroges, de allos = otro, diferente y broxé = lluvia; allobroges = otros, diferentes (provenientes) de la lluvia.

¡Ah los de la lluvia, de hermoso nombre!

_____

79 Atlante Internazionale del Touring Office (Unione Sovietica). 80 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. (comentario, pág. 219) -F. H. A. VI-. 81 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. (comentario, pág. 219) -F. H. A. VI-.

Lo inculto y salvaje de aquellas tribus se explica no sólo por su vida guerrera, sino también por su sitio apartado. Siendo la navegación y los caminos hasta ellos largos, y no teniendo relaciones con otros han perdido lo sociable y humano. Pero hoy esto se nota menos a causa de la paz y la presencia de los Romanos, pero los que menos logran esta ventaja son más bárbaros y bestiales. Además el país de algunos con su pobreza y sus sierras debió aumentar tal falta de cultura. Pero ahora, como he dicho, se ha puesto fin a todas sus guerras. Porque aquellos que aún seguían con el bandolerismo, es decir los Cántabros y sus vecinos, ha domado César Augusto y en lugar de hacer daño a los aliados de Roma, ahora ellos prestan servicio militar a los romanos, los Coniacos y los Plentuisos que habitan junto a la fuente del Ebro. Y Tiberio, su sucesor puso en esta región un ejército de tres legiones, formado por Augusto, y logró hacer no sólo pacíficos, sino hasta civilizados una parte de ellos 82.

Como puede verse en este pasaje por la barbaridad de los serranos, salvo en escasos sitios apartados, el grueso de tribus enemigas fueron sometidas y culturizadas por los romanos ¡Caro favor, si culturizar es eliminar los signos de identidad de un pueblo!

Dice el comentador de Estrabón “... Los Coni-acos parecen ser idénticos a los Coniscos, de los cuales dice Estrabón  en p.162 que son vecinos de los Berones, pero no parecen ser idénticos a los Conc-anos (ver cap. 4, 12). Siendo vecinos de los Berones, que vivían cerca de Logroño, los Coniscos deben haber estado en el Ebro superior... El nombre de la otra tribu mencionada se escribe en los códices plhntouisoi [plêntovise] y puede que sea idéntico con Pleutauros 83.

_____

82 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 3, 78 (155-156) -F. H. A. VI-. 83 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. (comentario, pág. 219) -F. H. A. VI-.

Los concanos, coniacos, coniscos, conyos, etc. han de tomar un mismo origen, al menos la raíz con (muy probablemente de kônos = cono) así lo propone; posteriormente cada cual buscaría su lugar de asentamiento durante las correrías bélicas. Por plêntuisos o plêntovise no se halla nada coherente salvo el posible compuesto griego plên = (adv.) excepto, salvo, empero; toús = (art., m., pl.) los; e isios = derecho// justo, equitativo// llano, igual, parejo; es decir, unificando términos sería algo así como excepto los justos// (del) llano. Como quiera que en la versión de Estrabón hecha por Casadeuboni, según el libro III de Geografía de la edición de Johanes Wolter se lee “ut Kwniakoi [kôniake], & qui ad fontes Iberi amnis accolunt, Touisoi [Tovise// Tuise] exceptis” “ de ese modo que los côniace, que habitan junto a las fuentes del Ebro, excepto los tovise//tuise”; según el desarrollo podría llegar a entenderse que los coniacoi estaban sometidos y los tovise/ tuise no. Como curiosidad una localidad y un arroyo de La Rioja se llaman Tobía. Igual las fuentes del Ebro las tomó Estrabón cerca de La Rioja y en este caso berones, coniscos y tovise eran de pertenencia riojana. Arañando en la toponimia obtenemos Tivissa, lugar con señas de identidad iberas cercano al Ebro, aunque muy lejos de sus fuentes.

 

IBERIA ESTE, CENTRO Y NORTE, EXCEPTO LUSITANIA

Se dice que de Calpe, el peñón junto a las Columnas, hasta Cartago Nova hay 2.200 estadios y que este litoral está habitado por los Bastetanos, a los que también llaman Bástulos, y en parte también por los Oretanos 84.

Poco que decir aquí pues ya se han dado referencias anteriores. Cartago Nova: (Nueva Karquedona) Nea Karquedona tendría posibles indicios en carios y queloniôn = caparazón de tortuga; Nea Carkedonia = Nueva ciudad de los que forman arietes como caparazones de tortuga. A simple vista este gentilicio aparenta un significado confuso, ¿por qué caparazones de tortuga? Hay explicación; porque en este mismo lugar se cita el ámbito de los contestanos, y éstos derivarán de conyos (tribu greco–turca), testa (caparazón de tortuga en latín) y tanos (del griego tanyo = extensión); contestanos = ámbito, extensión de los conios de caparazón de tortuga. Al menos en la isla de Egina el símbolo del anverso de sus monedas es un quelonio o tortuga 85. Por último a Teukros, héroe de Troya, hermano de Ayax (ambos eginetas), le atribuyen los historiadores antiguos la fundación de Cartagena 86; y de los gymnetes, según Avieno (Ora maritima v v 465-469), moraban entre los ríos Táder (Segura) y Sicano (Júcar). Le corresponde a Cartago Nova el actual emplazamiento de Cartagena. Para concluir el tema cartaginés ahí van algunos gentilicios más: Karía = Caria, ta = (art., m., pl.) los y geni = mentón, barba, perilla; Cartagena = los carios de perilla. Poeni (púnicos en latín), penôn, (según los nombra Ptolomeo), podrían venir de pôgôn = mentón, barbilla. Massaliotas, al parecer enemigos acérrimos de los cartagineses, cuando existe posibilidad de vecindad debido a la proximidad geográfica de sus originarios emplazamientos –Fóccea para los massaliotas y (según nuestra opinión) Tire para los cartagineses, algo más al S que aquélla, pero también al O de Turquía, junto al Egeo –. Vendrían los massaliotas de masella = mandíbula. Échese una mirada a la amplia numismática legada por los mencionados grupos étnicos y se verán rostros de perillas refinadas y mentones de marcadas mandíbulas helénicas.

_____

84 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 4, 1 -F. H. A. VI-. 85 http://es.wikipedia.org/wiki/Egina 86 Villalba Álvarez, J. (2005). Silio It., Púnica III, 368; XV, 192.

De allí (Cartago Nova) hasta el Ebro hay otros tantos estadios aproximadamente. Esta parte habitan los Edetanos. Desde el Ebro hasta el Pirineo y los Trofeos de Pompeyo hay 1.600 estadios y por allí están algunos pocos de los Edetanos, y en el resto los que llaman Indiketas, que están divididos en cuatro partes 87.

Los edetanos (sin aparente traducción salvo la hipotética derivación de edén= paraíso) con Xàbia como posible origen de sus asentamientos, Llíria como zona intermedia de su expansión, e Ilerda o Llèida como el punto más extenso de esta etnia; posteriormente Estrabón los nombra:

Al Sur de los Celtíberos están los habitantes de la Orospeda y del país alrededor del Sucro: los Sedetanos hasta Cartago y los Bastetanos y Oretanos, llegando casi hasta Malaca 88.

El país alrededor del Sucro (Júcar) hasta Cartago (Cartagena) es la anterior citada Edetania, que ahora toma un nombre más acorde y traducible: el país de los sedetani. Como en el códice se nombran sidetani, de sídero= hierro, no hay duda en concederles patria chica por estos lugares: aperos de labranza, falcatas finamente decoradas y toda clase de artilugios férricos se han hallado en la Bastida de les Alcuses (Mogente), Sant Miquel (Llíria), etc. Sólo queda consolidar su patria de origen que, probablemente, sería la antigua Albania Oriental. Desde allí y tal vez tras las guerras entre Mithrídates del Ponto, Deyotaro, César, Pompeyo, etc. emigrarían hasta los Balcanes y ocuparían parte de la Albania actual, Macedonia, etc. Recuérdese que a César, en el triunvirato con Pompeyo y Craso, le asignaron la Gallia y la Iliria.

Los Trofeos de Pompeyo= Pompeyo anathímaton se corresponderían con los lugares franco–pirenaicos de Coll de Perthus, Fort Bellegarde... ya en la Gallia ¡Entre vértices nevados, de asombrosas vistas!

_____

87 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 4, 6 (156) -F. H. A. VI-. 88 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 4, 14 (163) -F. H. A. VI-

Si empezamos la descripción detallada con Kalpe, hay por allí la cordillera de Bastetania y de los Oretanos, con bosques espesos y de grandes árboles, que separa el litoral del interior. Hay también por allí en muchas partes minas de oro y otras minas. La primera ciudad en esta costa es Malaca, que dista de Kalpe tanto como ésta de Gades. Malaca es el mercado de los nómadas de la parte opuesta de África y tiene grandes fábricas de salazón. Algunos creen que Malaca es idéntica con Mainake, que según hemos oído era la última ciudad de los Focenses hacia el Oeste. Pero no es así, sino que Mainake está más lejos (que Malaca) de Kalpe y ha sido destruida, pero conserva todavía las señales de una ciudad griega, mientras Malaca está más cerca de Kalpe y tiene planta Fenicia. Sigue la ciudad de los Exitanos, de la cual la salazón recibe su nombre (“salazón exitano”) 89.

De Kalpe = urna ya se ha dicho que le corresponde a Gibraltar y deriva como su homónima levantina del griego. En ambos casos las dos moles rocosas dan sensación de ser islas. Dice el comentador de Geografía: “El nombre parece venir de la Calpe (hoy Kirpe) de la costa sur del Mar Negro y sido llevado a España por los Griegos del Asia Menor 90. En la actualidad Kirpe se corresponde con Ducë o Dulce, al N de Turquía.

De la cordillera de Bastetania dice el comentador:

Esta cordillera es la que se eleva por encima de la costa sur y cuya elevación más alta es la Sierra Nevada. Hoy se llama Cordillera Andaluza. De sus bosques queda poco. Las minas de oro de esta cordillera sólo aquí se mencionan. Lleva oro el Genil de Granada 91.

Cordillera de Bastetania y de los oretanos, dice Estrabón. Habla, pues, del macizo montañoso existente entre la Meseta y el S hasta la vega baja del Guadalquivir, y entre la costa y Cartagena – Sistema Bético y la Cordillera Subbética–, ya que alude a oretanos y bastetanos, teniendo los primeros sus sedes en las sierras interiores del centro -sur peninsular y la Meseta y los segundos las sierras del sur-sureste andaluz (Basti, hoy Baza), lejos de la costa.

_____

89 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 4, 2 (156) -F. H. A. VI-. 90 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr., comentario, pág. 144 -F. H. A. VI-.  91 Schulten, A. (1952). Estrabon, Geogr., comentario, pág. 223 -F. H. A. VI-.

Los edetanos aquí se extendían desde Cartagena hasta el Ebro. En la traducción de J. Wolters se lee Elêtanôn, Ailhtanwn, de ilê = escuadrón y tanyo = extensión, ámbito; elêtanôn = extensión (de los combatientes en) escuadrón. Ilici (Elche) se hallaba en estos lugares. Hay también posible relación mitológico-histórica con Ílion (Troya), según la siguiente cita de Apolodoro: “Después del saqueo de Troya... la gente de Tlepólemo abordó a Creta: entonces fueron apartados de su camino por los vientos y se establecieron en las islas ibéricas. (Mith. Graeci, I, 6, 15 B).

¡Antenor, Eneas, Heraklês, Menesteo, Odysseo, Teúkros, Tlepólemo,Tydeum, ... vetustos nombres, corajudos hombres!

Dice el comentador de Ora Marítima de Avieno, “... Gymnetes, gumnhteV, es decir desnudos, también eran los habitantes de las Baleares (Diodoro, 5, 17) y de Ebusus, que se llamaban Gumnhsia . Mas tarde en lugar de los Gimnetas hay los iberos Contestanos 92. Como ya se ha indicado, también hay islas Gyanitsádes en Creta, lo cual podría relacionar a la Troya turca con los elêtanôn de Iberia.

No hay que olvidar tampoco que en numismática antigua nuestros jinetes celtíberos van a la grupa desnudos, con tan solo una lôrís (cinta, faja) en la frente y una lanza o jabalina. El griego nos dio gymnotês = desnudez// pobreza.

En Asia Menor, algo más meridional que Troya, se halla en el plano de Turquía un lugar llamado Manisa (Magnesia, en la antigüedad), en la que se nombra una ciudad Thórax. Torás es un lugar de la prov. de Castellón así como El Toro, casi en el límite de la prov. de Teruel; pero no busquemos más espigas no sea que al final todo sea paja y cítense éstos sólo a modo de curiosidad. Próximo a Manisa, otro de resonancias ibéricas, Foca (Fóccea, patria de los fócceos o massaliotas).

_____

92 Schulten, A., y Bosch Gimpera, P. (1922). Avieno, Ora mar. (comentario, pág. 118) -F. H. A. I-

 

Malaca podría tomar etimología en el uzbeco malaka = hábil, experto. Creta nos dio una Malaxa. Malaca se corresponde con el actual lugar de Málaga. Mainake: cerca de Torre del Mar. Los exitanos y su famoso salazón eran los de Exi, Exi, hoy Almuñécar.

Se pueden explicar las andanzas de los Griegos entre la gente bárbara por estar divididos ellos en pequeñas partes y reinos que no tenían unión entre sí por su terquedad, de manera que resultaron endebles contra los extranjeros que les atacaron. Esta terquedad en los Iberos resultó aún mayor añadiéndose su naturaleza pérfida y no sencilla. Porque en su vida eran guerreros y bandoleros y se atrevieron sólo a empresas pequeñas, evitando grandes hazañas, por no tener grandes fuerzas y alianzas. Si hubiesen querido ayudarse unos a otros, no habría sido posible a los Cartagineses el conquistar la mayor parte de su país con su fuerza superior; y antes, a los Tirios y después a los Celtas, que hoy se llaman Celtíberos y Berones; ni al bandolero Viriato y a Sertorio y a otros que intentaron un dominio mayor. Sin embargo hasta los Romanos, por atacar a los Iberos por partes, un estado después de otro, necesitaron mucho tiempo, venciendo ya los unos, ya los otros, hasta que por fin lograron someterlos a todos, durante casi 200 años y más 93.

Al parecer la terquedad la arrastramos los hispanos desde tiempos lejanos. El orden cronológico de ocupación peninsular es tirios (fenicios), celtas y cartagineses; ya en época de Estrabón estaban mezclados iberos y celtas y se denominaban celtíberos y también berones. Los más de doscientos años hasta la ocupación total romana de la Península los confirma también Estrabón.

93 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 4, 5 (158) -F. H. A. VI-.

Después de Abdera viene Cartago Nova, fundación de Asdrúbal, el sucesor de Barka el padre de Aníbal, que es con mucho la más fuerte de las ciudades de esa región. Porque tiene una posición fuerte y muralla bien edificada y está provista de puertos y de una laguna y de las minas de plata que hemos descrito. Además hay mucha salazón por allí y en la región lindante. Y es el emporio más grande de las mercancías que vienen por mar destinadas a los habitantes del interior y de los productos del interior destinados a los forasteros. El litoral desde allí hasta el Ebro tiene en medio el río Sucro y su boca y una ciudad del mismo nombre. El Sucro viene de la sierra que se junta con la cordillera que está encima de Malaca y de la región de Cartago (Nova)… Entre el Sucro y Cartago hay tres pequeñas ciudades de los Massaliotas, no muy lejos del río (Sucro). De ellas la más importante es la de Hemeroskopeion, que tiene en su peñón un templo de la Artemís , muy célebre. Sertorio empleó Hemeroskopeion como base para dominar el mar, porque es fuerte y adecuada para piratería y visible de lejos para navegantes. Se llama Dianión, es decir Artemisión. Cerca hay ricas minas de hierro y las islitas Planesia y Plumbaria y más tierra adentro una laguna que tiene una periferia de 400 estadios. Después viene la isla de Heracles, ya cerca de Cartago Nova, que llaman Escombraria, a causa de los escombros que pescan allí y con los cuales se fabrica el mejor garum 94.

De Ábdêra (Aúdera – Wolters – ) ya se ha hablado anteriormente. Cabe citar que, según la mitología griega, a partir de este lugar ( la Abdêra helena o tracia) comenzaba el reino de los grifos; y, cierto, a lo largo de la costa E, SE de España, se han hallado diseminados por el litoral Mediterráneo cerámicas con dibujos de tales animales mitológicos junto a esfinges, aves fénix (aves fenicias), etc. Ahí están las cerámicas de Archena, Elche, Llìria, ... expuestas en los museos arqueológicos. Cartago Nova (Cartagena) ya ha sido referida. Al ser fundada por Asdrúbal, es, por lógica, de adjudicación o linaje púnico.

94 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 4, 6 (158-159) -F. H. A. VI-

Cerca de Cartago Nova está la isla de Herakles o Skombrarias (actual Escombreras) que, como bien dice Estrabón, buenos skombros (caballas) se pescan por este lugar y gran fama tenían el sabroso garum fabricado de entrañas de pescado y las salazones de caballas y otras especies marítimas; la isla Planesia (según el comentador de Estrabón) * es la isla Plana, cerca de Alicante. Plumbaria (de plumbum = plomo) parece ser Grosa, al lado del Mar Menor, mencionada por el Periplo con el nombre de Strongyle = “la redonda”. Hecateo cita por allí el nombre Molybdine, que viene de (mólybdos) molubdoV = plomo…95 En griego planês, planhV = errante, vagabundo; por esta lógica, la isla Planesia (es decir la actual Illa Plana o de Tabarca) tomaría posiblemente el nombre en los errantes Tlepólemo o Teúkros, héroes rodio y egineta respectivamente que, tras la contienda de Troya, abordaron en las islas Gymnesias o Baleares (el rodio) y en la que fuera Cartago Nova o Cartagena (el egineta).

El río Súkrônos, SoukrwnoV tiene difícil traducción. En Etniká hallamos como hipótesis más fiable a Krômna, posteriormente Ámastris, ciudad de Paflagônia, también Krômnos, hijo de Likáonos. En Paflagônia hallamos además por los legados transcritos en Etniká los siguientes curiosos lugares: Armenê, Korylion, Krêssa, Kytôros, Eginêtês, Erythine, Gangra, Pompeyóupolis, Sêsamon, Tíos, Tíriza,...; por etnias en las mismas citas nombran a los enete (llamados también vénetos); côrion = aldea// pueblo Kándara; isla Alônê; frúrion = ciudadela, fortaleza Timônion; río Eginêtês; ... 96 Es decir que ateniéndonos a supuestos influjos colonizadores del ejército de Pompeyo nos vemos inmersos en pleno candelero hispano en Pompeyóupolis (Pompelôna o Pamplona), Sêsamon (Sasamón, aunque también se ha dado como provenientes de este lugar –antigua Segisama– a los isleños de Samos), Kýtôros (pronúnciese muy probablemente Cýtoros) (Cítores del Páramo, junto a Sasamón), y otros ejemplos más desperdigados de la Península Ibérica que aumentarían la lista. Hallamos otra posible relación de Paflagônia con Hispania, concretamente en el Campo Laminitano, antiguo lugar cerca de las Lagunas de Ruidera, en La Mancha. Por estos lugares están La Gineta , La Roda , Socuéllamos, Sotuélamos, Villarrobledo... todos, sitios ralos y austeros en sombras. Los de La Roda de Andalucía eran primitivamente originarios de La Roda de Albacete. Algo, cabe pensar, han de tener todos ellos con los rodios de Rodobanion y Rodopu, en Creta, y con los de la isla de Rodas; en el limbo queda el saber qué isleños impusieron el gentilicio. Los paisanos de La Gineta bien podían ser descendientes de los desnudos o gymnetes paflagones. A los de Villarrobledo –ya se ha dicho– aparte de villarrobletanos se les denomina troyanos por las poblaciones limítrofes. Esteban de Bizancio nombra en Étnika: “Ánkyra, polis Galatías”; “Ankyra (hoy Ankara) ciudad de Galatia”; y dentro de un grupo bastante numeroso de etnias celto–gálatas de la zona de Frigia, cita a Trallios, Trallianós (¿villarrobletanos?), Gangra Gangrenós (¿socuellaminos? llamados también gangrenas por los de las poblaciones colindantes); Rodíu Rodiacós (¿los de La Roda ?); Gymnetes, (¿los de La Gineta ?) , etc.

Paflagonia tenía fama en la antigüedad por sus metales, y quizá de ahí venga su antiguo nombre; a exponer: páfilas, pafilaV = hoja de latón y gony, gonu = rodilla; Paflagonia = grebas de metal. Socuéllamos y Sotuélamos podrían venir de (latn.) soccus = especie de pantuflas// zapato ligero, sandalia y élasma, elasma =lámina, hoja o barra de metal; lama, lama =lámina, hoja de metal. Es decir, tanto paflagonios como socuellaminos y sotuelaminos posiblemente utilizaran el mismo calzado con grebas de metal. Cabe citar también un apellido en Socuéllamos y Villarrobledo, Beneyto, que nos acerca a los énetos/ vénetos de Paflagonia. Qué no tendrían que ver en esta trama el aventurero Pompeyo Magno y sus hijos.

95 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. (comentario pág. 232) -F. H. A. VI-. 96 Byzantii, S. de (1849). Ethnicorum, (índice) pág. 798.

Cuando se va hacia el otro lado (Norte) del Sucro y la boca del Ebro (se halla) Sagunto, colonia de Zakynthos, que Aníbal destruyó, violando el tratado con Roma, dando con esto origen a la segunda guerra con Cartago. Junto están las ciudades Cherronesos y Oleastrón y Kartalias. En el paso del Ebro está la colonia de Dertossa 97.

Dice el comentador de Estrabón:

El nombre de Sagunto no tiene nada que ver con Zakynthos y la identificación de los dos nombres es un testimonio más de la costumbre griega de dar a los nombres indígenas un matiz griego 98.

En Étnica obtenemos que Tlêpólemos es hijo de Astyoquês y a su vez nieto del rey de Éfyras Filante; Éfyras era la denominación antigua de Zakynthiôn (isla del mar Jónico, frente a la peloponésica Olympia). Cherronesos (por cherronesos no hallamos nada en griego, chersónêsos o quersónèsos nos dio península) a criterio del comentador: “debe ser la ciudad que Hecateo llama Hyops, diciendo que ésta es una península junto al río Lesyros” 99. Según él (Schulten) se corresponde con Peñíscola. De Oleastron refiere: "que es nombre romano de oleastrum = acebuche y puede que sea Hospitalet, donde hay un río Llastre, que parece conservar el nombre de Oleastrum y restos antiguos” 100. De Kartalias dice que: su emplazamiento es desconocido y que según Livio la capital de los Olcades se llamaba Kartala" 101. Dertossa es Tortosa y a criterio del comentador: "es de origen ligur por el sufijo –osa" 102.

_____

97-102 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 4, 6 (159) y comentarios, pág. 233 -F. H. A. VI-.

Entre la boca del Ebro y el extremo de la Pyrene , en que están los trofeos de Pompeyo, la primera ciudad es Tarraco. No tiene puerto pero está en un golfo, estando bien provista de lo demás y teniendo hoy no menos habitantes que Cartago Nova. Porque está bien situada para residencia de los pretores y es la metrópoli no sólo de la región del Norte del Ebro sino también de la mayor parte de la región al Sur de él. Y también las islas Gymnesias y Ebusos, islas importantes que están no lejos de la costa, señalan la situación favorable de la ciudad 103.

Trofeos de Pompeyo (v. nota 131). Tarraco es hoy Tarragona con el balcón de su anfiteatro al mar; se llamaba Cissa en ibero y viene de los Cessetanos 104.

Todo el litoral desde las Columnas hasta aquí es pobre en puertos, pero la costa que sigue hacia el Norte tiene buenos puertos y el país es fértil, habitado por los Leetanos y Lartolaietes y otras tribus hasta Emporion. Emporion es fundación de los Massaliotas y dista de la Pirene y de la frontera entre Iberia y Céltica unos 200 estadios. Y toda esta costa es fértil y tiene buenos puertos. Por allí está también Rhode, una pequeña ciudad, fundación de los Emporitanos, o según otros, de los Rodios. También aquí y en Emporion hay el culto de la Artemis de Efeso, lo que explicaré en lo que diré sobre Massalia. Los Emporitanos habitaban antes una islita delante de la costa, que hoy se llama Palaiopolis, pero hoy viven en la tierra firme. Emporion es una ciudad doble, estando dividida por una muralla, teniendo antes como vecinos algunos de los Indiketas, que a pesar de que conservaban su administración propia quisieron tener una muralla común con los Griegos para su seguridad; resultando así una fortificación doble, dividida por una muralla media. Pero con el tiempo se unieron en un solo estado compuesto de leyes bárbaras y griegas, como sucede también en otras muchas ciudades 105.

_____

103 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 4, 7 –F. H. A. VI –. 104  Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. (comentario, pág. 234) –F. H. A. VI –.. 105 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 4, 8 (159)- (160) –F. H. A. VI –.

En latín lartis significa jefe etrusco, por lo que podríamos denominar a los lartolaiêtanos como de estirpe poderosa etrusca y a los leetanos como procedentes de Etruria (hoy Toscana, Lazio y Umbría). Téngase en cuenta que Roma inicia la ocupación de Hispania varando sus naves en Emporion (Ampurias) quizá por posteriores tratados de amistad con los griegos; no en vano los focenses o massaliotas desde que iniciaron su éxodo en Asia Menor, pasando por las islas Enusas, fundaron ciudades en Massalia (Marsella), Alalia (Aleria, en la isla de Córcega, famosa por la batalla que libraron los focenses contra la escuadra cartagineso-etrusca), Regio (Reggio di Calabria), Emporion (Empùries), Hemeroskopeion (Denia) y Mainake (¿Vélez Málaga?). Si nos atenemos a la posibilidad de que Barcino (Barcelona) fue una fundación de los cartagineses y, consecuentemente lartolaiêtana y leetana, obtenemos nexos de unión entre Italia Central y la costa catalana que ocupaban lartolaiêtanos y leetanos; la historia cuenta también que los etruscos fueron enemigos encarnecidos de los romanos. Rodhe, fundación de los rodios, hoy Rosas. Indiketas o indigetas han de ser de procedencia cáucaso-urálica, etnia getas.

El interior – digo el país por dentro (al Sur) de los Pirineos y del lado Norte de Iberia hasta los Astures – está bordeado principalmente por dos cordilleras. De ellas una corre paralela con la Pyrene empezando por los Cántabros y terminando en el Mar Nuestro. Esta sierra llaman Idubeda. La otra cordillera va desde el medio (de la costa) hacia el Oeste (Sur) y tuerce hacia el Sur (Oeste) y el litoral que empieza en las Columnas. Esta cordillera en principio es baja y desnuda atravesando el Campo Espartario, después se junta con la sierra con bosques que está junto a Cartago (Nova) y la región de Malaca. Esta sierra se llama Orospeda. Entre la Pyrene y la Idubeda corre el Ebro, siendo paralelo a ambas sierras y recibiendo sus aguas por los ríos que bajan de allí (de las dos sierras) y por otras aguas. En el Ebro está la ciudad de Caesaraugusta y la colonia Celsa, que tiene un paso por un puente de piedra. Este país está habitado por varias tribus, de la que la más conocida es la de los Iaccetanos. Esta tribu empieza por las estribaciones del Pirineo y se extiende por los llanos (del Ebro) llegando hasta la región de los Ilergetes alrededor de Ilerda y Osca, no lejos del Ebro. Sertorio, después de haber sido expulsado de Celtiberia, hizo su última guerra en estas ciudades y en Calagurris, ciudad de los Vascones, y en el litoral de Tarraco y Hemeroskopion, muriendo en Osca. Y más tarde en la región de Ilerda Afranio y Petreyo, los generales de Pompeyo, fueron vencidos por el dios César 106.

_____

106 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. III, 4, 10 (161)  –F. H. A. VI –.

El comentador de Estrabón dice sobre lo anterior: “la Idúbeda se corresponde con la Cordillera Ibérica (...) Ptolomeo inicia la Idubeda en Bílbilis (Calatayud) y Estrabón con los cántabros, siendo erróneas ambas referencias; pues la Cordillera Celtibérica empieza con la Sierra de la Demanda en Burgos, y está separada de la Cordillera Cantábrica por el Valle del Ebro. Polibio 3, 17, llama a esta cordillera “la que reúne Celtiberia (es decir, la Meseta ) con Iberia”, es decir con la costa de Levante que entonces se llamaba “Iberia”. Dice también que “el nombre Idu- beda tiene el mismo elemento -beda como la sierra lindante, la Oros-peda: -peda (beda) debe significar “sierra” 107.

En efecto, la Idúbeda es lo que hoy llamamos Sistema Ibérico, si bien el orónimo podría venir de dos etimologías posibles: I (privativa) y dubari = muro, pared; o bien de idú (part. gram.// adv.) = mira, mirad// he aquí, aquí está y pedíon = campo, llanura; Idúbeda = muro// he aquí la llanura. Por la zona de ubicación la Idúbeda, Idoubeda caería lejos de un posible referente, Úbeda; pero a falta de nombres análogos es el que mejor ha venido a mano y ya no se sabe cuales de los cronistas andaba más “por los cerros de Úbeda”. Ateniéndonos a lo que dice el comentador sobre "la Oros-peda:-peda (beda) debe significar “sierra” (…) se ve que –beda es palabra líbico-ibérica (ver Numantia I, 39)” 108. Orospeda admitiría etimología en oros = montaña y pediás/ pedíon = campo, llanura; luego el término griego pediás/ pedíon, junto a su compuesto, vendría a decir: Idúbeda = “desfiladeros entre valles”, “ aquí los valles”; Orospeda = “valles y montañas”.

Aquí se extiende de nuevo un litoral vacío de habitantes y de suelo abyecto, siendo así que antes se levantaron aquí numerosas ciudades y que llenaban muchos pueblos estos lugares. El puerto Namnatio, luego se curva cerca de la ciudad de los Masienos desde alta mar, y en lo profundo del golfo, surge con sus altas murallas la ciudad de los Masienos. Después sobresale el cabo Trete, estando junto a él la pequeña isla Strongile. Luego, en los confines de esta isla, extiende su gran superficie la inmensa Marisma. Allí se arrastra el río Teodoro (no te cause estupor que en este lugar feroz y asaz bárbaro percibas su nombre en voz griega). Los Fenicios habitaron primitivamente estos lugares. Desde aquí de nuevo se extienden las arenas del litoral y esta costa la ciñen ampliamente tres islas. Aquí estuvo en otro tiempo el límite de los Tartesios. Aquí fue la ciudad de Herna. La tribu de los Gimnetas estuvo asentada en estos lugares hasta el cauce del río Sicano, que junto a ellos corre. Ahora, abandonado y careciendo de habitantes, solo para si mismo, el río Alebo fluye. Después de esto hállase en medio de las ondas la isla Gimnesia 109.

_____

107 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. (comentario, pág. 242) –F. H. A. VI –. 108 Schulten, A. (1952). Estrabón, Geogr. (comentario, pp. 242, 243) –F. H. A. VI –. 109 Schulten, A., y Bosch Gimpera, P. (1922). Avieno, Ora mar. vv. 445-470 -F. H. A. I-.

 

Puerto Namnatius: de nama, nama = "fuente, corriente de agua" y (lat.) natus = "nacimiento"; Namnatius = "nacimiento de agua". Le corresponde este lugar al puerto de Cartagena. La Contestania ha de tomar origen –como casi toda la historia antigua de la península Ibérica– en el ámbito de las guerras médicas, púnicas, peloponesias, etc.; es decir entre Grecia, Egeo, Asia Menor y Asia Menor (entre otros recónditos lugares de Asia). En una zona de la antigua Caria se enseña hoy día una ciudad denominada Tire, en las postrimerías del río Meandro o Menderes, al oeste de Turquía. Cabe pensar que de aquí cerca sería originaria la saga de los Bárcidas, pues no se ven facciones beduinas u orientales en los rostros de sus caudillos, sino que tienen todas las de ser de factura helénica: “Mons Cydoniae est Tyros –Títyros [interpolado]–, inque ea templum, non Dictaeum sed Dictynnaeum. Cydonia ad mare sita est, Laconicam respiciens..." [traducción aproximada] En los montes Cydonios está Tyros, cuyo templo no es el Dicteum, sino Dictyneum. Cydonia está junto al mar, retomada por los espartanos”. En este fragmento sobre la isla de Creta del libro decimus de Strabón, versión J. Wolters (impresionante y magistral Strabón, así como su obra culminante “Geografía” –repetiremos una y otra vez con insistencia–, en donde viene reflejada la mayor parte de los términos históricos mundiales de hace más de dos mil años), el autor nos acerca a nombres muy relacionados con Fenicia –Cydonia y Tyros >Tiro y Sidón– y, en conjunto, con Iberia, Medina Sidonia y tirios – ¿No será esta Tyro cretense otra firme candidata del origen de los fenicios y Bárcidas, donde la relación fenicio–cartaginesa asumiría su capital histórico? Cabe decir también que en el año 69 a. C. Quinto Cecilio Metelo Crético (no el Q. C. M. Pío de Hispania) la tomó para los intereses de Roma.

¡Ah Creta, a cada giro de tu prensa rezumas historia; gustosos, bebemos de ella!

Nos apunta el comentador:

La Urbs de los Massiena, esto es, Massia, es en Hecateo y Polibio Mastia, en Teopompo (Esteb. de Bizancio) Massía, Massia. Fue la capital de la tribu de los Mastienos y parece destruida por los Cartagineses, que en su lugar fundaron Cartago Nova 110.

_____

110 Schulten, A., y Bosch Gimpera, P. (1922). Avieno, Ora mar. (comentario, pág. 116) -F. H. A. I-

 

 

Descripción: Festos. Creta.

Festos. Creta

A Sacas y sogdianos los divide (el río) Yaxarte y a los bactrianos el Oxo: entre los hyrcanos y arios habitan los tapyros. En la región que circunda el mar Hyrcano después de los hyrcanos están los amardos, anariacas, cadusios, albanos, caspios y vitios, además yendo hacia los escytas en la otra parte del mar Caspio en la zona de los derbêkas, los cadusios lindan con los medos  y  matianôs, debajo de Paraxoatran 111.

El Iaxarte es el actual río Amu Darya, el Oxon el Sir Darya, el mar Hyrcano se correspondía con el actual Caspio; Paraxoatran o Parachoatras parece corresponderse con las actuales montañas de Kurdistán y Louristán,  también lugares de ocupación meda. Si nos atenemos a que los cartagineses fundaron Cartago a principios del siglo IX a. C., podríamos aventurar una antigüedad anterior a ellos de la ocupación de Cartagena por parte de los mastienos; y aunque urbs Massiena parece ser originariamente de etimología fóccea o massaliota y éstos tienen catalogadas sus colonias en la P. Ibérica en el siglo VII a. C., la Mastia de Hecateo y Polibio quizá admitan posibilidades en los matienos (medos) del Kurdistán y Louristán en época muy anterior (a los fócceos); meras hipótesis que pasan a tener algo de lógica en topónimos como Olmedo (quizá con más lógica dendrónimo), islas Medas, etc. Salvo la relación aludida anteriormente por motivos territoriales en Asia Menor entre tyrios ¿cartagineses? y fócceos magnesios, poco más que decir de los comerciantes de varios enclaves del Mediterráneo; sólo añadir estas otras posibles derivaciones a sus gentilicios: mástix = látigo, fusta; tyrí o turós = queso. A éstos acompañamos los ya citados geni, ponôn (¿pôgôn = barbilla, mentón?) y masella, y viene al caso decir que carios y cartagineses podrían ser una misma etnia y tyrios y cartagineses, si no los mismos, sí al menos han de tener lazos consanguíneos. Por último de los massaliotas de Fóccea nos dijo Estrabón que fundaron Menake, en Iberia, que era el límite de sus incursiones meridionales.

_____

111 Casaubon, I. (1707). Estrabón, Geogr. XI, 514, A.


Después de todo lo expuesto y sin necesidad de reflexionar mucho, cabe preguntarse: si los anteriores massaliotas se asentaron en Hemeroskopeion, Menake, etc.; así como los rodios fundaron Rosas en la costa catalana, ¿no es de lógica que los cretenses, pioneros de la navegación mediterránea (y quizá transatlántica), colonizaran a Iberia?

El cabo Tr(a)ete -(grie.) trete = "perforado"-, según el comentador “le corresponde al Cabo de Palos” 112. Trêbelizô, trhbelizw = "perforar, agujerear", según el diccionario heleno-español. Palos tiene posibilidades cartaginesas, como posiblemente Pals (Girona, no lejos de las islas Medas, que también podrían relacionarse con los medos de Asia) y Palos de Moguer (Huelva, en donde cerca o en éste mismo lugar estaba el portus Hannibalis). Todos, como fin, fundaciones y sedes cartaginesas. Referente a Tr(a)ete, también el gaélico da traeth = playa.

La isla Strongyle, de estrongylos = "redondo, esférico" dice, se corresponde a la isla Grosa, llamada Plumbaria en Estrabón 113.” , entre el Mediterráneo y el Mar Menor. Parece ser que por isla redonda o Strongyle hay algunas nombradas a lo largo del Mediterráneo; entre ellas una junto a Nísyros, en la que también hay un lugar llamado Emporeiós; ambas en el archipiélago de las Esporades, no lejos de las colonizadoras Rodas y Creta.

112 Schulten, A., y Bosch Gimpera, P. (1922). Avieno, Ora mar. (comentario, pág. 116) -F. H. A. I-. 113 Schulten, A., y Bosch Gimpera, P. (1922). Avieno, Ora mar. (comentario, pág. 116) -F. H. A. I-.

Dice el comentador que “ La inmensa palus, el Mar Menor, por Estrabon llamada limnoqalassa, es un lago separado del mar por una lengua de tierra (“lido”) en italiano”, de manera que comunica con el mar solopor una estrecha boca 114. Cabe pensar que sólo las lagunas de Torrevieja y la Mata , en Elche, se podrían catalogar como marismas en la zona. Por otro lado, el Mar Menor, como su propio nombre indica, da más sensación de mar abierto que de marisma; aparte, se cita a continuación el río Segura, algo más lejos éste del Mar Menor. El río Theódorus, de Theós = Dios y dôrô = "don, regalo, presente// ofrenda"; Theódorus = "donación a Dios", “se corresponde con el Segura” 115. Sobre este río, habría que constituir asamblea de dioses en el Monte Olimpo y, tal vez aunando sus poderes, entre todos y con el consentimiento del máximo Zeus, DeoV = "Dios" (que apunta a ser el recibidor de tales dones), este río despreciado quizá volviera a dar algún don que otro a los moradores de sus márgenes. Difícil está el milagro. Con el nombre de Tader lo describen en sus obras Plinio y Ptolomeo, y según el comentador de Avieno es “lengua ibérica” 116.

"Los Phoenices habitaron primitivamente estos lugares”. Esto ya se da a entender al principio al nombrar un número apreciable de enclaves fenicio-cretenses, cuyas casi similares toponimias con otros de la franja costera E, S, SO de Iberia ofrecen una marcada relación. Y hablamos de más de dos mil años de arcana toponimia. La curiosidad incita a pensar en todos estos rasgos comunes: poblados ibéricos = toponimia creto–fenicia; feniciás o palmeras hay también junto a casi todos los poblados (en donde lo permite el clima) ibéricos.

Como los medios de estudio se apartan, indirectamente, de la otra Fenicia (Tiro, Sidón, Biblos...), en el Líbano, no viene a cuento darle más protagonismo que su propia mención.

114 Schulten, A., y Bosch Gimpera, P. (1922). Avieno, Ora mar. (comentario, pág. 116) -F. H. A. I-. 115 Schulten, A., y Bosch Gimpera, P. (1922). Avieno, Ora mar. (comentario, pág. 117) -F. H. A. I-. 116 Schulten, A., y Bosch Gimpera, P. (1922). Avieno, Ora mar. (comentario, pág. 117) -F. H. A. I-.

Las tres islas (dice el comentador de Avieno) late dispersas, son las Plana, Benidorm, Ifach o Calpe, que forma hoy península, habiendo sido antes isla” 117. Si, como dice Avieno: “Aquí estuvo en otro tiempo el límite de los Tartessios”, hay posibilidades de pensar que fenicios –habitantes primitivos de estos lugares– y tartesios, tendrían vínculos comunes: Tyros en Creta y Tire en Karia. De ahí que los tartesios tuvieran escrituras en poesía y leyes escritas. ¡Sólo cabe en una de las más regias culturas de la antigüedad: la cultura minoica o de Minos, en Creta!

Nada se sabe de la ciudad de Herna. Dice el comentador de Avieno que los gymnetes (desnudos) al parecer estuvieron sometidos al dominio tartesio, pues su ámbito llegaba hasta el río Júcar 118. Al ser previsible emparentar a los gymnetes cretenses con los gymnetes primitivos de la franja E costera del Mediterráneo y con los gymnetes baleáricos, como fenicios que son aquéllos y éstos, es acertado el apunte del comentador. Aunque lejos de esta relación, otra posible que llama en el umbral de la memoria es la que sigue; -quizá algún erudito de la historia se tire de las barbas en este pasaje, pero ¡qué memeces!, ahí va-: La Gineta, La Roda, Villarrobledo, Socuéllamos... todos, lugares ralos y austeros en sombras. Según entendidos los de La Roda de Andalucía eran primitivamente originarios de La Roda de Albacete. Algo, cabe pensar, han de tener todos ellos con los rodios de Rodobanion y Rodopu, en Creta, y con los de la isla de Rodas; en el limbo queda el saber qué isleños impusieron el gentilicio. Los paisanos de La Gineta bien podían ser descendientes de los desnudos o gymnetes. A los de Villarrobledo – ya se ha dicho– aparte de villarrobletanos, se les denomina troyanos por las poblaciones limítrofes. Esteban de Bizancio nombra en Étnika: “Ánkyra, polis Galatías”; “Ankyra [hoy Ankara] ciudad de Galatia”; y dentro de un grupo bastante numeroso de etnias celto–gálatas de la zona de Frigia, cita a Trallios, Trallianós (¿villarrobletanos?), Gangra Gangrenós (¿socuellaminos? llamados también gangrenas por los de las poblaciones colindantes); Rodíu Rodiacós (¿los de La Roda?); Gymnetes, (¿los de La Gineta ?) citados por Estrabón como aliados junto a los trallianos en Asia Menor, etc.

También hay un pasaje de Apolodoro en el que cuenta: “Después del saqueo de Troya... la gente de Tlepólemo abordó a Creta: entonces fueron apartados de su camino por los vientos y se establecieron en las islas ibéricas” (Mith. Graeci I, 6, 15 B) 119. Por lógica, las islas citadas han de ser las Baleares.

_____

117 Schulten, A., y Bosch Gimpera, P. (1922). Avieno, Ora mar. (comentario, pág. 117) -F. H. A. I-. 118 Schulten, A., y Bosch Gimpera, P. (1922). Avieno, Ora mar. (comentario, pág. 118) -F. H. A. I-. 119 Schulten, A. (1925). 500 a. de J. C. hasta César, pág. 258 -FONTES HISPANIAE ANTIQUAE II-.

 

Hay antropónimos muy griegos en la población de Villarrobledo: Porfirio, Nicéforo, Telesforo... También el nombre del cementerio, “Santa Ana”, rezuma helenismo: pozos profundos, hoy casi inexistentes (¡de qué sirvió el esfuerzo!) y eras vencidas por el devastador progreso, auguran sus trágicos exterminios u olvidos.

El río (Si)cani o actual Júcar, podría derivar de Cania –La Canea, ciudad de Creta–. Hay ahora un baile de términos en los que se podría inducir a error. Se cita en primer lugar el río Sicano y a continuación el río Alebus. Según el comentador el río Alebo (quizá de alepu = "zorro, raposo// -metáfora- astuto")se corresponde con el actual Vinalopó” 120. Lupus (latín) = "lobo", también guarda posible relación con el término. Si, como se ha dicho, el río Sicano es el actual Júcar, no cuadra por su situación geográfica antes que el Vinalopó. Es posible que por este orden: Sicano > Serpis –y de ahí Cania = Gandía–, Alebus > Júcar–posiblemente sea hidrónimo derivado de los lobetanos, pues el río Cabriel, que afluye sobre el Júcar en Cofrentes, tiene su nacimiento en los montes Universales y, no lejos de esta depresión, se halla la sierra de Albarracín, que es el lugar que ocupaban los citados lobetanos–, el orden esté más establecido. La isla Gymnesia ha de ser Ebusus o Ibiza que, en días de mar diáfana, cuando sopla el viento fuerte desde tierra, se puede ver desde el alto del Mongó, en la costa peninsular.

Un Camino de Algirós (árgyros = plata) en la ciudad de Valencia nos acerca de nuevo al griego. Lejos de la capital (Valencia) sitúa Avieno a los berybraces, gente agreste y feroz, entre bosques paciendo sus rebaños; comoquiera que sólo se alimentaban de leche y pingüe queso, qué mejor apodo para ellos que el de tyrios (de tyrí o turí = "queso") o queseros.

_____

120 Schulten, A., y Bosch Gimpera, P. (1922). Avieno, Ora mar. (comentario, pág. 118) -F. H. A. I-.

 

El cabo de Crabrasiae lo sitúa el comentador de Avieno en Sagunto 121. Hay también aquí baile de asentamientos, pues a continuación se cita la marisma de los Naccararum diciendo el comentador de ésta que corresponde a la albufera de Valencia 122. Si nos atenemos a la descripción del periplo, que se realiza de S a N, resultan dudosas las asignaciones precisas de estos lugares. Pomponio Mela cita en el golfo Sucronensis (g. de Valencia) la afluencia de tres ríos poco importantes: Sorobin (¿Saetabis?), Turiam y Sucronem. Como en este caso la descripción geográfica se realiza de N a S, descartando al Turiam (Turia) y al Sucronem (Júcar), entre el Ebro y el cabo de la Nao sólo nos quedan algunas pequeñas ramblas y los ríos Palancia y Serpis para asignárselo al Sorobin de Mela. El comentarista de Mela dice que la lectura de este río es dudosa y aventura un “Saetabis” (García y Bellido, A. (1947). P. Mela, Chorographia II, 92). La España del siglo primero de nuestra era), que podría identificarse con los ríos Albayda o Cáñoles, como posibles candidatos, aunque es poco probable, pues éste (o sus dos posibles), es un afluente del Sucronem o Júcar. Cabe decir, por último, que el término Crabrasía es también nombrado en Hecateo como ciudad de Iberia, y que por el comentador de Avieno sabemos de una ciudad Crabasia cerca de Hadrumeto (Ptolm. 4, 3, 10 ) y de un río Crabra, cerca de Túsculo.

El lago Naccararum tiene en esta cita más relación con marjal que con la supuesta albufera de Valencia. Es fácil de imaginar toda la franja litoral desde Denia hasta Alcocebre de hace dos mil años o más. Solo la inmensa marisma cabe en la imaginación a excepción de la citada albufera y alguna que otra pequeña laguna como por ejemplo la de Almenara. Naccararum no halla nada traducible para atribuirle etimología ni en latín ni en griego. De la pequeña isla entre las marismas nos dice el comentador de Avieno que es El Palmar, en la que él (Schulten) aún pudo ver olivos. Como también especifica, hay un posible fallo de Avieno al nombrar la Albufera antes que Sagunto y lo achaca a un descuido geográfico del escritor del periplo; no obstante, después de Sagunto se halla la laguna de Almenara y, posteriormente, Nules (¿Ad Noulas, citada en el recorrido de la vía Cádiz–Roma en los Vasos de Vicarello?) y Burriana, localización ésta última en la que se han hallado yacimientos arqueológicos ibéricos, romanos, árabes, etc.

_____

121 Schulten, A., y Bosch Gimpera, P. (1922). Avieno, Ora maritima (comentario, pág. 120) -F. H. A.-. 122 Schulten, A., y Bosch Gimpera, P. (1922). Avieno, Ora maritima (comentario, pág. 120. -F. H. A.-

Nada se sabe de las ciudades Hileactes, Hystra y Sarna; mas de éstas a la que sigue (Tyrichae), hay en la actualidad vestigios de arcaica solera en los baluartes desmoronados de fortificaciones que asoman desde las montañas y otros mejor conservados de sus costas. Algo habrán de tener en común. Hileactes ha de ser el compuesto de ilê = escuadrón y actê = playa, costa, ribera; Hileactes = escuadrón (junto a la) playa; también cabría hacer referencia del compuesto griego úlê (ýlê) = madera, material de construcción y actê = playa; Hileactes = madera (junto a la) playa; y como de este último compuesto se han hallado ruinas próximas a la costa y tampoco faltaría la madera en sus densos pinares, cualesquiera de los enclaves actuales junto a la costa (Oropesa, Peñíscola, Benicarló, Vinaròs,...) podrían estar sobre los cimientos de la antigua Hileactes. Histro, Hister, Hyster e Istro son denominaciones antiguas del río Danubio, luego quizá Hystra tenga algo que ver con las mismas. De Tyrichae se ha dicho que ha de ser la Tortosa de hoy. Tartus (Tortosa, según el Atlante italiano), en Siria, muestra topónimo común con nuestra ciudad catalana; como está cerca del país que comúnmente llaman Fenicia los historiadores, hay que constatarlo y así queda dicho.

Más adelante Avieno cita Lebedontia; cabe emparentarla –por la referencia anterior–  con Alepo, también en el país de Siria. Del río Hibero (Ebro) ya se han dado referencias. Dice el comentador que el Oleum flumen es el Ebro y que aquí aparece interpolado; argumenta su origen en una posible derivación corrompida del griego éleos = olivo (eliá, elia = "olivo") 123. Niega, por otra parte, que el citado río Oleum sea el pequeño río Oleastro, hoy Llastre, cerca de L’ Hospitalet 124.  No obstante (latín) olea = "olivo", oleaster = "acebuche", ¿por qué no ha de ser el río Oleum el actual Llastres, cuando toda su sonoridad está impregnada de suave y aromático fruto del olivar?

_____

123-124 Schulten, A., y Bosch Gimpera, P. (1922). Avieno, Ora maritima (comentario, pág. 121) -F. H. A.-.

CRONOLOGÍA DE ROMA DESDE SU FUNDACIÓN. Fuente: M. Bruzen la Martiniere, Le grand dictionnaire geographique et critique" Tome septième MDCCXXXVII

Cronología de Roma: DM = edad del mundo, AEV = edad antes de la era vulgar o de Cristo, DR = edad después de la fundación de Roma, EV = edad después de Cristo

Fundación de Roma por Rómulo: año del mundo 3250, año de la era vulgar 754, 1 de la fundación de Roma. Rómulo reina 38 años y funda la ciudad de Roma 430 años después de la caída de Troya, 754 años de la era vulgar; muere el 3288 del mundo, 716 vulgar; le sigue:

Numa Pompilio, que reinó 43 años; en su reinado los griegos colonizaron Italia pasando a denominarse Magna Grecia. DM 3331, AEV 673, DR 81; le sigue:

Tullius Hostilius, reinó 31 años. DM 3362, AEV 642, DR 112; le sigue:

Ancus Martius, reinó 25 años; impuso el dominio de la mar y construyó el puerto de Ostia en la desembocadura del Tibre; le sigue:

Tarquino, el Anciano, reinó 38 años; DM 3387, AEV 617, DR 137; le sigue:

Servius Tullius, reinó 46 años; DM 3425, AEV 579, DR 175; le sigue:

Tarquino el Soberbio, DM 3471, AEV 533, DR 221.

Fundación de la República de Roma: DM 3495, AEV 509, DR 245. Junius Brutus y Lucius Tarquinius Collatinus fueron los dos primeros cónsules de la República.

Establecimiento de los tribunos de la plebe: DM 3511, AEV 493, DR 261

Caius Martius Cariolanus: DM 3514, AEV 490, DR 264; asedió a Roma junto a los volscos por despecho a su exilio, debido a una conjura de los patricios romanos; levantó el asedio por las súplicas de su madre y de su esposa.

Decenviros: DM 3554, AEV 450, DR 304; es decir, diez magistrados patricios, sustituyen a los cónsules y se encargan del gobierno de la república: redactan nuevas leyes con las memorias traídas de Grecia y constituyen Las doce tablas (fundamento de todo el derecho civil de los romanos).

Los galos senonois entran en Italia y sitian Clusium. DM 3611, AEV 393, DR 361.

Los romanos pierden contra ellos en la famosa batalla de Allia. Los galos asedian el Capitolio. Camilo llega en ayuda de los romanos y fuerza a los galos a retirarse cargados de botín. DM 3612, AEV 392, DR 362.

Los cónsules fueron restablecidos, siendo Sextus Sentinus Lateranus el primero. DM 3638, AEV 366, DR 388.

Roma sin cónsules por la división de la nobleza y del pueblo. DM 3671, AEV 333, DR 421.

La república de Carthago posee la costa de África hasta el Mediterráneo casi entero y gran parte de la costa de Hispania; es decir, prácticamente dueños del mar y del comercio. DM 3732, AEV 272, DR 482.

Primera guerra púnica que dura 24 años. DM 3740, AEV 264, DR 490

Los romanos conducidos por el cónsul Laellius derrotan a los cartagineses. DM 3745, AEV 259, DR 495.

IR AL PRINCIPIO
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Español Aleman Francés Ingles Italiano


mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
21-Mar-2019

BUSQUEDA AVANZADA